Los 5 mejores toppers de 2021

Los mejores toppers

Si tu colchón no es tan cómodo como para darte una noche de sueño reparadora, ¡espera! No tienes que reemplazarlo por otro, al menos no sin probar una alternativa adaptable, económica y de calidad, como el topper o sobrecolchón.

A diferencia de un cubrecolchón -diseñado para proteger al durmiente de la humedad, el polvo y los ácaros- el topper mejora algunas de sus características (como la firmeza, comodidad y temperatura); esto sin dejar de lado la protección.

En resumen, los toppers son capaces de convertir un colchón duro en una superficie mucho más cómoda o viceversa, hacerte disfrutar del efecto nube o complementar la resistencia de un producto de gama baja.

Es importante que sepas que hay muchos toppers allá afuera. Pero -lamentablemente- no todos merecen la pena. Por eso hemos decidido salir a buscar los mejores sobrecolchones del mercado. ¿Nos acompañas a conocerlos?

Pero primero, ¿qué es un topper y qué lo diferencia de un cubrecolchón?

Hay usuarios que confunden a los cubrecolchones con los sobrecolchones o toppers. No obstante -y aunque ambos son productos del descanso- tienen diferencias bien marcadas:

  • Los cubrecolchones son productos de poco grosor que protegen la superficie del colchón. Básicamente, tienen las mismas funciones de una funda, pero con un diseño diferente. De hecho, se parecen mucho a las sábanas bajeras.
  • Los toppers, además de tener un grosor superior, incrementan las prestaciones del colchón. Un sobrecolchón puede añadir efecto memoria, por ejemplo, o reducirlo. A diferencia del cubrecolchón, solo cubre la cara superior de la cama.

Al examinar esta información con lupa, concluimos que los toppers serían la evolución -o versión deluxe– del cubrecolchón, aunque su precio suela ser un poco más elevado.

Comparativa de los mejores sobrecolchones

EL MÁS VENDIDO
Sobrecolchón viscoelástico Bedsure

PROS

  • Opción perfecta para usuarios con asma o alergias.
  • Tiene muy buena pinta. Parece un producto premium.
  • Las 7 zonas de confort elevan la calidad del descanso.
  • Se fija fácilmente al colchón gracias a la goma antideslizante.
  • Buena altura y densidad (especialmente para durmientes con sobrepeso).

CONTRAS

  • Solo está disponible en 2 medidas (y esto es una pena).
  • No coge su forma de inmediato (tendrás que esperar 24-48 horas).
  • La funda del sobrecolchón podría incluir tratamientos higiénicos (y no lo hace).
  • Aunque tiene orificios de ventilación, genera un poco de calor en las noches de verano.
EL MÁS VALORADO
Sobrecolchón ortopédico Dailydream

PROS

  • Su precio es bastante asequible.
  • Podrás quitar y lavar la funda en casa.
  • 100 noches de prueba + envío gratuito.
  • No contiene alérgenos (punto favorable).
  • Como es ligero, podrás ponerlo o quitarlo sin ayuda.
  • El grosor se ajusta al peso del durmiente: 3,5 cm, 5 cm o 7 cm.
  • Coge su forma en poco tiempo (2 horas, aproximadamente).
  • Se puede doblar sobre sí mismo para facilitar el almacenamiento.

CONTRAS

  • Le faltan un par de tratamientos higiénicos (antiácaros, por ejemplo).
  • No está disponible en todas las medidas (como 180 x 200 cm o 200 x 200 cm).
  • Como la visco es gruesa y de densidad media, podría darte un poco de calor por las noches.
EL MÁS BARATO
Sobrecolchón de espuma de memoria Amazon Basics

PROS

  • Buen grosor (7 cm) para distintos tipos de durmientes.
  • Sobrecolchón desenfundable (la funda incluso se puede lavar a máquina).
  • La visco de alta recuperación es perfecta para personas con movilidad reducida o de edad avanzada.

CONTRAS

  • El topper no tiene nada que lo sujete al colchón (ni gomas antideslizantes ni bandas elásticas).
  • El efecto nube podría no ser lo suficientemente alto para algunos durmientes.
  • Su firmeza media-baja no es buena para reducir los problemas de espalda
  • Tampoco para dormir boca abajo.
Sobrecolchón de microfibras Maxzzz

PROS

  • Es un sobrecolchón sumamente suave y mullido.
  • Podrás lavarlo a máquina (y ponerlo en la secadora).
  • Es un producto hipoalergénico, antiácaros y antipolvo.
  • La empresa no depende de la crianza o explotación animal.
  • No desprende ningún olor característico (como algunos toppers de látex o viscoelástica).

CONTRAS

  • No podrás quitar la funda (es fija).
  • A pesar de su transpirabilidad, desprende mucho calor en el verano.
  • Las microfibras pierden sus propiedades con más rapidez que las espumas de látex o el viscofoam.
Sobrecolchón de plumón de oca Classic Blanc

PROS

  • Se fija muy bien al colchón.
  • Incluye su propia bolsa de viaje.
  • Recupera su forma con facilidad.
  • Es un sobrecolchón suave y mullido.
  • Las costuras evitan que el relleno se escape.
  • Aporta calidez sin generar un calor excesivo.
  • Garantiza una buena distribución de las plumas.

CONTRAS

  • No podrás quitar la funda.
  • No es 100 % plumón de oca.
  • Carece de tratamientos higiénicos.
  • El sobrecolchón no se puede lavar (ni siquiera en seco).
  • Si te disgusta la explotación animal, ¡sigue mirando!
  • No es el más adecuado para personas con problemas de postura / dolores de espalda.

Los 5 mejores toppers del mercado. ¡Conócelos con nosotros!

Un sobrecolchón es una forma estupenda de mejorar el sueño. Dependiendo de sus materiales, tecnología y características; gozarás de unas u otras prestaciones (algo que se agradece).

¿Qué buscar en un topper y cómo decidirse por uno u otro? Ya hablaremos de eso. Por ahora, queremos presentarte los 5 mejores sobrecolchones del mercado.

Sobrecolchón viscoelástico Bedsure

Sobrecolchón viscoelástico BedsureVer más

El mejor topper para quienes buscan reducir las molestias al dormir.

Características principales del topper viscoelástico Bedsure

  • Grosor: 7 cm
  • Medidas: 135 x 190 cm y 150 x 200 cm
  • Añadidos: incorpora 7 zonas de descanso para aliviar la presión y reducir los dolores de espalda, espumación ondulada y orificios de ventilación
  • Materiales: viscoelástica de alta densidad (no se indica la cantidad exacta)
  • Propiedades: transforma un colchón de poca dureza en uno de firmeza media-alta. Todos sus materiales son hipoalergénicos
  • Funda del sobrecolchón: desenfundable y lavable en casa. Incluye una goma antideslizante para evitar movimientos indeseados

Comenzamos el ranking de los 5 mejores toppers del mercado con un producto de gama alta. La viscoelástica de alta densidad de este sobrecolchón es de calidad, lo que se traduce en una acogida estupenda sin puntos de presión.

Esta sensación se magnifica gracias a sus 7 zonas de confort, diseñadas para reducir las incomodidades más comunes en áreas como la cabeza, cuello, hombros, caderas, rodillas, tobillos y la curvatura lumbar.

¿Qué pensamos de la firmeza? Depende. Si lo usas como un colchón tipo futón, sentirás que tiene una firmeza media-baja. Si -en cambio- lo pones sobre el colchón, media-alta.

¿Cosas que le cambiaríamos? Si bien la funda es transpirable -al igual que la espuma- el grosor y la densidad de la visco generan un poco de calor, especialmente en verano. Quizás necesite partículas de gel o un tejido diferente.

Mejores toppers para: eliminar los dolores de espalda, las cefaleas y el insomnio.

PROS
  • Opción perfecta para usuarios con asma o alergias.
  • Tiene muy buena pinta. Parece un producto premium.
  • Las 7 zonas de confort elevan la calidad del descanso.
  • Se fija fácilmente al colchón gracias a la goma antideslizante.
  • Buena altura y densidad (especialmente para durmientes con sobrepeso).
CONTRAS
  • Solo está disponible en 2 medidas (y esto es una pena).
  • No coge su forma de inmediato (tendrás que esperar 24-48 horas).
  • La funda del sobrecolchón podría incluir tratamientos higiénicos (y no lo hace).
  • Aunque tiene orificios de ventilación, genera un poco de calor en las noches de verano.
Comprar (ver precio)

Sobrecolchón ortopédico Dailydream

Sobrecolchón ortopédico DailydreamVer más

Sobrecolchón viscoelástico con una estupenda relación calidad-precio. Ideal para dormir mejor en cualquier cama.

Características principales del topper ortopédico Dailydream

  • Grosor: 5 cm (en principio)
  • Medidas: desde 90 x 190 cm hasta 160 x 200 cm
  • Añadidos: incorpora cuatro bandas elásticas para poder fijar el topper a las esquinas del colchón
  • Materiales: viscoelástica de densidad media (50 kg / m³)
  • Propiedades: el fabricante utiliza materiales ecológicos y biodegradables. El sobrecolchón es hipoalergénico y se adapta al cuerpo según la presión y el calor
  • Funda del sobrecolchón: desenfundable (con cremallera). Fabricada en un tejido fresco y poroso (60 % viscosa, 40 % poliéster). Se puede lavar a máquina hasta 60 °C

El sobrecolchón de Dailydream es un sueño hecho realidad para quienes no estén muy seguros de lo que necesitan.

Y es que, la marca te da 100 noches para que puedas probarlo en casa. ¿Qué quiere decir esto? Que, si no te convence el producto, podrás devolverlo sin problemas.

Pero, ¡hablemos de sus propiedades! El topper de Dailydream ha sido fabricado con viscoelástica de densidad media.

El tiempo de recuperación de la espuma no es tan lento ni tan rápido; lo que lo convierte en una buena alternativa para la mayoría de los durmientes.

Además, activa el efecto memoria al entrar en contacto con el calor del cuerpo. Esto mejora su acogida y, por ende, tu noche de sueño.

Sin duda, la tecnología de este topper tiene el potencial de mejorar las propiedades de cualquier colchón porque le da un buen soporte a la espalda y previene los problemas de circulación.

¿Lo mejor? Como es tan liviano, podrás doblarlo sobre sí mismo y llevarlo a donde quieras.

Mejores toppers para: quienes tienen un presupuesto ajustado o no están seguros de lo que buscan.

PROS
  • Su precio es bastante asequible.
  • Podrás quitar y lavar la funda en casa.
  • 100 noches de prueba + envío gratuito.
  • No contiene alérgenos (punto favorable).
  • Como es ligero, podrás ponerlo o quitarlo sin ayuda.
  • El grosor se ajusta al peso del durmiente: 3,5 cm, 5 cm o 7 cm.
  • Coge su forma en poco tiempo (2 horas, aproximadamente).
  • Se puede doblar sobre sí mismo para facilitar el almacenamiento.
CONTRAS
  • Le faltan un par de tratamientos higiénicos (antiácaros, por ejemplo).
  • No está disponible en todas las medidas (como 180 x 200 cm o 200 x 200 cm).
  • Como la visco es gruesa y de densidad media, podría darte un poco de calor por las noches.
Comprar (ver precio)

Sobrecolchón de espuma de memoria Amazon Basics

Sobrecolchón de espuma de memoria Amazon BasicsVer más

Sobrecolchón económico para quienes tienen un presupuesto ajustado.

Características principales del topper de espuma de memoria Amazon Basics

  • Grosor: 7 cm
  • Medidas: desde 80 x 190 cm hasta 180 x 200 cm
  • Materiales: espuma de memoria (viscoelástica) de alta calidad
  • Propiedades: buena acogida con un ligero efecto nube
  • Funda del sobrecolchón: desenfundable. Fabricada con fibras 60 % poliéster y 40 % rayón. Se puede lavar a máquina

Reseña del topper de espuma de memoria Amazon Basics

Si bien el sobrecolchón de Amazon Basics no es un producto de gama alta, mantiene un diseño sofisticado, al menos a la vista. La funda es bastante suave, puede lavarse a máquina y también es desenfundable.

En cuanto al relleno, se dice que estamos ante una viscoelástica de alta calidad. ¿Lo es? Sí y no. Se nota que tiene una rápida recuperación y también un ligero efecto nube. La acogida es bastante buena, pero ¡no te confundas! Tampoco es la mejor del mercado.

¿Qué le cambiaríamos al sobrecolchón de Amazon Basics? La sujeción. Si bien el topper pesa lo suficiente como para mantenerse en la cama, carece de bandas elásticas y esto podría ser un problema para los durmientes inquietos.

Quizás agregar una cara antideslizante sería más que suficiente para evitar movimientos indeseados.

Mejores toppers para: mejorar un colchón sin gastar demasiado.

PROS
  • Buen grosor (7 cm) para distintos tipos de durmientes.
  • Sobrecolchón desenfundable (la funda incluso se puede lavar a máquina).
  • La visco de alta recuperación es perfecta para personas con movilidad reducida o de edad avanzada.
CONTRAS
  • El topper no tiene nada que lo sujete al colchón (ni gomas antideslizantes ni bandas elásticas).
  • El efecto nube podría no ser lo suficientemente alto para algunos durmientes.
  • Su firmeza media-baja no es buena para reducir los problemas de espalda
  • Tampoco para dormir boca abajo.
Comprar (ver precio)

Sobrecolchón de microfibras Maxzzz

Sobrecolchón de microfibras MaxzzzVer más

El mejor topper para quienes buscan una sensación similar a la del plumón de oca sin tener que gastar más de la cuenta (y sin apoyar a la explotación animal).

Características principales del topper de microfibras Maxzzz

  • Grosor: 5 cm
  • Medidas: 90 x 190 cm, 135 x 190 cm y 150 x 190 cm
  • Añadidos: incorpora cuatro bandas elásticas de sujeción para fijarse a colchones de hasta 30-40 cm de altura
  • Materiales: relleno de microfibras 4D en espiral para un máximo volumen y durabilidad
  • Propiedades: antiácaros, antipolvo, hipoalergénico y desodorizado
  • Funda del sobrecolchón: no desenfundable. Fabricada en algodón 3D con propiedades atérmicas

La primera característica que apreciamos del sobrecolchón de microfibras Maxzzz es su carácter higiénico. Podrás lavarlo en casa en un ciclo suave y también ponerlo en la secadora (y esto es un plus).

Además, cuenta con un tratamiento antiácaros, antipolvo e hipoalergénico que te mantendrá a salvo.

¿Cómo se siente estar tumbado en el topper Maxzzz? Al tacto, es tan suave como una nube. Transmite una sensación de calidez muy agradable, por lo que recomendamos su uso en los meses más fríos del año.

¿Tiene deficiencias? Sí, como todo producto. Por ejemplo, no incrementa la independencia de lechos de la cama -aunque tampoco fue creado para ello- y no es tan ergonómico como quisiéramos.

Sin embargo, sigue siendo una buena apuesta para reducir la dureza de un colchón demasiado firme.

Mejores toppers para: quienes disfrutan de la sensación de dormir en una nube.

PROS
  • Es un sobrecolchón sumamente suave y mullido.
  • Podrás lavarlo a máquina (y ponerlo en la secadora).
  • Es un producto hipoalergénico, antiácaros y antipolvo.
  • La empresa no depende de la crianza o explotación animal.
  • No desprende ningún olor característico (como algunos toppers de látex o viscoelástica).
CONTRAS
  • No podrás quitar la funda (es fija).
  • A pesar de su transpirabilidad, desprende mucho calor en el verano.
  • Las microfibras pierden sus propiedades con más rapidez que las espumas de látex o el viscofoam.
Comprar (ver precio)

Sobrecolchón de plumón de oca Classic Blanc

Sobrecolchón de plumón de oca Classic BlancVer más

Estupenda elección para quienes buscan calidez y una firmeza media-baja.

Características principales del topper de plumón de oca Classic Blanc

  • Grosor: 9 cm
  • Medidas: desde 90 x 190 cm hasta 200 x 200 cm
  • Añadidos: incorpora cuatro cintas elásticas -además del sistema Easy Fit de Pikolin Home- para facilitar su fijación al colchón
  • Materiales: 95 % de pluma de oca y 5 % de plumón
  • Propiedades: añade calidez al colchón sin crear un microclima desagradable para el durmiente
  • Funda del sobrecolchón: no desenfundable. 100 % algodón con costuras Downproof para prevenir la pérdida de relleno

Si la dureza de tu colchón no te deja dormir -y no tienes dolores de espalda- encontrarás en este sobrecolchón a un buen amigo. El topper Classic Blanc de Pikolin Home garantiza una firmeza media-baja con un efecto mullido.

Como está relleno de plumas y plumones naturales, tendrás calidez al instante (sin pasar más calor de la cuenta).

Si te preocupa que el relleno se pierda o se acumule en un solo lugar, ¡no debería! Los cuadros 30 x 30 cm (sistema Downproof) están diseñados para prevenirlo.

Dicho esto, hay un par de cosas que no nos gustan. 1) Aunque se promociona como un sobrecolchón de plumón de oca, tiene más plumas naturales que otra cosa. 2) No se puede lavar (y tampoco es desenfundable).

¿Sabías que… a diferencia de las plumas, los plumones son extraídos del pecho de la oca? Los plumones son un material deluxe en el mundo del descanso porque carecen de raíz, son sumamente suaves y tienen una mejor adaptación; esto en comparación con la pluma natural.

Mejores toppers para: quienes prefieren reducir la dureza de su colchón.

PROS
  • Se fija muy bien al colchón.
  • Incluye su propia bolsa de viaje.
  • Recupera su forma con facilidad.
  • Es un sobrecolchón suave y mullido.
  • Las costuras evitan que el relleno se escape.
  • Aporta calidez sin generar un calor excesivo.
  • Garantiza una buena distribución de las plumas.
CONTRAS
  • No podrás quitar la funda.
  • No es 100 % plumón de oca.
  • Carece de tratamientos higiénicos.
  • El sobrecolchón no se puede lavar (ni siquiera en seco).
  • Si te disgusta la explotación animal, ¡sigue mirando!
  • No es el más adecuado para personas con problemas de postura / dolores de espalda.
Comprar (ver precio)

Guía de compra: ¿qué buscar en un topper?

Los mejores toppers del mercado

Si bien el precio es un factor de compra decisivo, hay otros elementos que deberías considerar al escoger un sobrecolchón, como su capacidad de adaptarse a las curvas del cuerpo, si genera o no calor, la calidad de los materiales, etc.

De lo contrario, tendrás un producto en mano que no te dará una experiencia totalmente satisfactoria (y nadie quiere eso, ¿o sí?)

Lee también: ¿Qué colchón comprar?

¿Tiene funda?

Los toppers suelen venir con su propia funda a medida. El factor importante aquí es si se puede quitar o no.

 Por lo general, las fundas de los sobrecolchones cuentan con un cierre o cremallera que le permite al usuario removerla para lavarla por separado. ¿Las diferencias entre ellas?

  • La composición. Las fundas de los mejores toppers del mercado incorporan tratamientos higiénicos para complementar la limpieza de cama, como impermeabilizantes, antiácaros, antihongos, etc.
  • Método de limpieza. Hay fundas de toppers que se pueden lavar en casa y también otros modelos que no son aptos para la lavadora (tintorería). ¿Nuestro consejo? Elige algo que te facilite la limpieza de cama.
  • Tratamientos estéticos. Aunque no son tan populares en el mercado, hay fundas creadas para proteger el cabello, mejorar el aspecto de la piel o retrasar el envejecimiento. Los modelos fabricados con aloe vera y bambú son tan solo algunos ejemplos.

¿Buen ajuste?

El sistema de bandas elásticas del sobrecolchón es lo que permitirá que no se mueva durante la noche.

Además de asegurarte de que las cintas sean lo suficientemente grandes, gruesas y ajustables como para acoplarse a la cama a la perfección; te aconsejamos buscar modelos con gomas antideslizantes, en especial si eres un durmiente inquieto.

Transpirabilidad

Los toppers, en especial los de látex o viscoelástica, pueden generar más calor durante el verano. De hecho, muchos compradores prefieren no usarlos para no sudar demasiado al dormir.

Sin embargo -tal como has visto en el análisis de productos- no todos los toppers transmiten esa sensación. En la actualidad, la materia prima es mucho más eficiente que antes, manteniendo al durmiente fresco y lejos de un calor excesivo.

A esto habría que sumarle ciertos elementos positivos, como la espumación de poros abiertos, las microperforaciones, el uso de tejidos orgánicos o antihumedad, tratamientos termorreguladores, etc.

¿Se adapta bien?

¿Nos referimos al colchón? No. ¡A ti! Para que un topper sea lo suficiente cómodo como para asegurarte una buena noche de descanso, necesita ser capaz de eliminar o reducir aquello que te impide conciliar el sueño.

Si te gusta hundirte en el colchón o deseas una superficie más mullidita para dormir, es posible que te convenga un topper de viscoelástica de densidad media. Si lo que necesitas es ergonomía, un sobrecolchón de látex de alta densidad.

En otras palabras, queda en ti verificar que los materiales del producto te darán las prestaciones que tu cuerpo merece.

Grosor del topper

El grosor de un sobrecolchón es fundamental, en especial si estás comprando un producto de gama alta. Y es que, de nada serviría tener la mejor viscoelástica del mercado si la capa es de apenas 1-2 cm, ¿o sí?

Es por ello que los mejores toppers del mundo suelen tener una altura que va desde los 5 cm hasta los 10 cm.

Consejo. Si el durmiente tiene sobrepeso, escoge una opción gruesa. Los materiales del mundo del descanso suelen deformarse o perder propiedades ante la presión constante.

Nivel de densidad

El grosor importa tanto como la densidad. Pero, ¿a qué nos referimos con densidad? En sí, a la cantidad de materia prima por cada metro cuadrado. Cuanto mayor sea la cantidad de látex, -visco, espuma, etc.- de un sobrecolchón, mayor densidad tendrá y viceversa.

Ahora bien, la densidad -que no tiene nada que ver con la altura del topper- está estrechamente relacionada con la termorregulabilidad y transpirabilidad del sobrecolchón.

A mayor densidad, menor porosidad; lo que quiere decir que la circulación interna del aire podría verse afectada.

En este caso, te convendría buscar un modelo con micropartículas de gel o con tejidos porosos. Así, el calor y la acumulación de humedad no serán un problema.

¿Buscas algo especial?

Entonces, ¡mira bien la etiqueta! Puedes apoyar la sostenibilidad escogiendo a fabricantes que trabajen con productores locales. Si tu preocupación es el planeta, te conviene comprar un topper libre de derivados del petróleo, con fibras naturales o biodegradable.

Materiales y composición

Los toppers, tal como los colchones, se fabrican con un material estrella. Los más comunes son de viscoelástica, viscogel, látex, plumón de oca y microfibras de poliéster; pero hay muchos otros, como los de lana y algodón.

Pero, ¡no te preocupes por esto! Ya hablaremos de ello más adelante. Y es que, una de las clasificaciones del sobrecolchón se refiere justamente a la materia prima.

También te puede interesar: Las mejores almohadas

Preguntas frecuentes – Lo que debes saber de un sobrecolchón

Los mejores sobrecolchones

¿Me conviene un topper de lana? ¿Cuántos tipos de toppers puedo encontrar en el mercado? ¿Quién debería usar un producto como este?

Si tu mente está llena de preguntas, ¡enhorabuena! En esta sección, trataremos de darte algunas respuestas.

Tipos de toppers: ¿cuántos hay?

La clasificación de toppers más importante se centra en los materiales de fabricación. Siguiendo esta línea, existen:

Toppers de lana

Aun cuando los toppers de lana no son tan comunes, ¡existen! Según nuestra investigación, los sobrecolchones de lana son una apuesta segura para quienes buscan elevar el aislamiento térmico de la cama, principalmente en los meses más fríos del año.

¿Tiene sus contras? Como todo producto. Los toppers de lana no son los mejores para incrementar la firmeza de un colchón o su independencia de lechos.

Toppers de látex

Los toppers de látex, en especial los de látex natural, son perfectos para elevar un colchón de gama media o baja. ¿Las razones? Pues, hay varias:

  • Se adaptan muy bien a zonas problemáticas, como las rodillas, caderas y hombros.
  • Absorben los movimientos de los durmientes, lo que te dará una mejor independencia de lechos.
  • Reducen la presión que se genera sobre el cuerpo mejorando la circulación sanguínea y eliminando la sensación de piernas cansadas.
  • El látex natural impide la anidación de los ácaros; algo que te dará un extra de protección (punto positivo en caso que sufras de asma o alergias respiratorias).

¿Sus desventajas? El látex sintético -que es el más común del mercado- no te dará todas estas propiedades. Además, los sobrecolchones de látex suelen ser mucho mas pesados y costosos.

Toppers de viscoelástica

Los sobrecolchones de viscoelástica son perfectos si lo que quieres es confort porque ofrecen un efecto memoria superior. ¿Traducción? Se adaptan muy bien a las curvas del cuerpo, tienen buena acogida y no se deforman con facilidad.

Además, amortiguan los movimientos del durmiente -algo que te permitirá dormir en pareja- y reducen los puntos de presión.

¿Los contras? Los sobrecolchones de viscofoam más densos suelen dar un poco de calor y, dependiendo de su grosor y factor de recuperación, podrían no ser la mejor opción para personas mayores o con movilidad reducida.

Consejo. A las personas mayores o con movilidad reducida les conviene escoger un sobrecolchón de alta recuperación. De lo contrario, sufrirían para levantarse de la cama o al cambiar de postura.

Toppers de plumas o plumón

Los toppers de plumón son estupendos para hacer que tu cama sea mucho más mullidita y calentita. La parte mala es que no se adaptan tan bien a las curvas del cuerpo.

¿Podríamos recomendártelo? Sí, especialmente para el invierno. Sin embargo, si eres amante de los animales o alérgico a las plumas de las aves, es preferible que te alejes de ellos.

Toppers de microfibras sintéticas

Los toppers de microfibra sintética se parecen a los de plumón de oca, al menos en cuanto a la sensación que transmiten.

Lo que nos gusta de estos sobrecolchones es que son los más económicos del mercado y que -como no pesan tanto- podrás ponerlos, quitarlos o trasladarlos con facilidad.

Si bien los toppers de microfibras podrían reducir la dureza de un colchón demasiado firme, también tienen sus desventajas. ¿Ejemplos? No son tan ergonómicos, no se adaptan al 100 % y pierden su forma con rapidez.

Otros tipos de toppers

Aunque la clasificación más popular solo contempla a los materiales de fabricación de los toppers, es importante que sepas que hay otros tipos: según el método de sujeción (con gomas elásticas o con botones) y según la densidad (alta para más firmeza, media para más adaptabilidad y baja para un efecto más mullido).

Beneficios del sobrecolchón o topper

A pesar de que los sobrecolchones vienen en todos los formatos -cada uno con sus puntos positivos- la mayoría coincide en algunos beneficios:

  • Mejora la postura. O eso intenta. Por lo general, los durmientes utilizan un topper para darle un buen soporte a la columna vertebral sin tener que renunciar al confort.
  • Protege al durmiente. ¿De qué? En principio, de los ácaros, pero también de la suciedad y el polvo, la humedad, los hongos, el moho, las bacterias, entre otros elementos dañinos. Sin duda, esto es algo bueno para la salud del durmiente porque mantiene la dermatitis por contacto, las alergias respiratorias y el asma a raya.
  • Incrementa la calidad de vida. Y también el bienestar del usuario. ¿Las razones? Si escoges un modelo apropiado, podrás reducir la presión en las zonas más problemáticas, mejorar la circulación sanguínea, despedirte de los calambres nocturnos, disfrutar de un extra de protección a la hora de dormir, etc.
  • Alarga la vida útil del colchón. ¿Por qué? Pues, porque su grosor y densidad reducen la cantidad de presión ejercida sobre el núcleo. Esto prevendrá las deformaciones del colchón y, por ende, alargará su duración.
  • Elimina los problemas de sueño. Al menos siempre que se elija el topper adecuado. Los sobrecolchones pueden añadir firmeza, reducir la dureza o personalizar el lado de cada durmiente. Si tu pareja quiere algo diferente a lo que tu cuerpo necesita, pueden comprar dos toppers distintos y ajustarlos a su lado de la cama.
  • Es una buena inversión. Además de incrementar la duración del colchón -que ya es un plus– puede durar 2, 3 y hasta 10 años sin perder sus propiedades. La pista para calcular la durabilidad del sobrecolchón está en los años de garantía que ofrece la marca y, de ser muy baja, en los materiales de fabricación.

¡Cuidado! Como ya sabrás, los toppers no son milagrosos. Si tu colchón es muy viejo, tiene deformaciones o está muy deteriorado, es probable que un sobrecolchón no sea la mejor opción para ti.

En este caso, te recomendamos cambiarlo por uno nuevo. Eso sí: ¡asegúrate de que se adapte a tus necesidades!

Lee también: Los mejores tapones para dormir

¿Cómo limpiar un sobrecolchón como un experto?

El topper no necesita mucho mantenimiento. Es decir, no tendrás que girarlo en 180° o darle la vuelta para que conserve sus propiedades y características. La única excepción a la regla es la limpieza.

La parte buena es que limpiar un sobrecolchón es tan fácil como quitarle la funda y 1) ponerla en la lavadora o 2) llevarla a la tintorería. El tipo de limpieza ideal dependerá exclusivamente de las recomendaciones del fabricante.

Ahora bien, eso no quiere decir que no puedas ir un poco más allá para darle un buen mantenimiento a tu nuevo topper. Te dejamos algunos consejos de los expertos para ayudarte:

  1. Si el topper es de plumón de oca, ¡no lo mojes! La humedad y el agua son una especie de kriptonita para las plumas. Lo mejor en este caso será rociarlo con bicarbonato de sodio, aspirarlo muy bien para retirar el polvo y airearlo para poder desodorizarlo por completo.
  2. Cuando quites la funda para lavarla, aprovecha y airea el sobrecolchón. Si el sobrecolchón es de látex o viscoelástica, ¡aléjalo de los rayos del sol!
  3. Acostúmbrate a abrir las ventanas de tu dormitorio antes de hacer la cama. Esto mantendrá tu topper seco y lejos de las manchas amarillas, hongos y bacterias.
  4. Si el topper tiene manchas de humedad, combina un poco de vinagre con agua y rocíalo con cuidado. Frota la superficie con un paño limpio hasta que las manchas desaparezcan. Eso sí: no hagas esto si tu sobrecolchón es de látex o viscoelástica.

¿Te conviene comprar un sobrecolchón?

Si quieres reducir el desgaste de tu colchón o mejorar sus propiedades, ¡por supuesto! Cuando la superficie en la que duermes noche tras noche no tiene una buena adaptación o te genera dolores de espalda, el topper puede ser una buena solución.

No obstante, estas no son las únicas razones para comprar un sobrecolchón. También podríamos añadir otras como, por ejemplo:

  • Estarás unas noches fuera de casa. Si vas a pasar un tiempo en una casa vacacional o quizás en un Airbnb, podrías llevar tu topper contigo. De esta manera, dormirás plácidamente (como en tu propia cama).
  • Tienes problemas para dormir en pareja. Si tu media naranja prefiere los colchones más firmes -o, todo lo contrario- puede personalizar su lado de la cama con un sobrecolchón. Esto, sin duda, es algo que no tiene precio. ¡Ambos tendrán lo que necesitan!
  • Tu colchón no se adapta a tu postura de dormir. A veces, tenemos un buen colchón que -lamentablemente- no es el más adecuado para poder dormir en nuestra posición favorita. El problema está en que la acogida y adaptación cambia dependiendo de la presión que ejerza el cuerpo sobre la superficie. Con un sobrecolchón, ¡podrás eliminar este factor de la ecuación! (y -lo mejor- sin tener que gastar más de la cuenta)

¿Ya tienes tu sobrecolchón favorito en mente? ¡Felicidades! Ahora podrás dormir sin preocupaciones.

Deja una respuesta