Los mejores colchones de látex de 2021

Los mejores colchones de Látex

La sensación de flotación que proporciona un colchón de látex asegura muchas noches de sueño reparador. Fabricados con materiales duraderos, mantienen la eficacia después de años de uso. Los colchones de látex natural son ecológicos, hipoalérgicos, sostenibles y fáciles de cuidar.

Los mejores colchones de látex

Marcapiuma

MarcapiumaVer más

Colchón ergonómico de firmeza media (H2) y 7 zonas de confort diferenciadas para aumentar la comodidad.

El núcleo central, de látex combinado (natural y sintético), mide 18 cm de grosor y es hipoalergénico y antibacteriano.

El tejido del revestimiento está tratado con iones de plata que protege contra las bacterias. La tapicería, acolchada con un tejido de fibra anti-ácaros, es hipoalergénica y transpirable.

Se puede quitar fácilmente gracias a la cremallera que lleva incorporada y lavar en lavadora hasta 60°C. 

El colchón incorpora un refuerzo de tejido de punto elástico transpirable que evita la acumulación de humedad. Todos los materiales textiles utilizados en este colchón cuentan con la certificación Oeko-Tex®.

PROS
  • Ergonómico
  • Funda lavable en lavadora
  • Certificado por la Asociación Europea de Fabricantes de Látex (EuroLATEX®)
  • Certificación Oeko-Tex®
  • Disponible en varias medidas
CONTRAS
  • No tiene asas para facilitar su movimiento
  • Puede desprender olor al principio
Comprar (ver precio)

Naturalex Extrafresh

Naturalex ExtrafreshVer más

Colchón con un núcleo de poliuretano de firmeza adaptable, 30 cm de grosor y 7 zonas de comodidad.

Es reversible. La cara de invierno, atérmica, tiene una capa de espuma de látex de alta densidad con extractos de aceite de ricino calmante.

La cara de verano cuenta con unas fibras que regulan la transpiración y proporcionan una sensación de frescura y una alta absorción de la humedad.

La funda exterior es de tejido acolchado. Ha sido sometida a tratamientos anti-ácaros, antibacterianos e hipoalergénicos y tiene la certificación Oeko-Tex®.

PROS
  • Reversible
  • Certificación Oeko-Tex®
  • Precio más económico que otros modelos
CONTRAS
  • No tiene asas para facilitar su movimiento
  • El núcleo no es de látex
  • Funda no lavable
Comprar (ver precio)

Pikolin

PikolinVer más

Colchón articulado de látex combinado (20% natural y 80% sintético) y firmeza suave media (H2). El núcleo tiene 18 cm de grosor y 5 zonas de confort diferenciadas.

Tiene una funda interior y una funda exterior hipoalérgica de tejido Stretch acolchado muy transpirable.

Cuenta con un sistema de triple barrera para mantener la protección higiénica y combatir las principales causas de alergias (ácaros, hongos y bacterias).

PROS
  • Articulado
  • Sistema de protección higiénica
CONTRAS
  • No tiene asas para facilitar su movimiento
  • Funda no lavable
  • Precio más elevado que otros modelos
Comprar (ver precio)

Primo Line Lux

Primo Line LuxVer más

Colchón anatómico con núcleo de látex combinado (natural y sintético) fabricado con tecnología Dunlop. Tiene una firmeza de media (H2) a firme (H3) y 7 zonas de confort. El núcleo central, de 14 cm de grosor, es hipoalergénico, antibacteriano y transpirable.

La funda protectora es acolchada y tiene la certificación Oeko-Tex®. Está fabricada en poliéster y viscosa, es antiestática, antibacteriana y anti-ácaros.

Cuenta con una cremallera que permite desenfundarla fácilmente. Se puede lavar en lavadora hasta 40°C.

PROS
  • Anatómico
  • Funda lavable en lavadora
  • Certificación Oeko-Tex®
  • Precio más económico que otros modelos
  • Disponible en varias medidas
CONTRAS
  • No tiene asas para facilitar su movimiento
Comprar (ver precio)

Dreaming Kamahaus

Dreaming KamahausVer más

Colchón de látex combinado (20% natural y 80% sintético) de firmeza media (H2). El grosor del núcleo es de unos 15 cm y tiene 7 zonas de firmeza.

La funda interior que protege el núcleo es de algodón 100% y tiene la certificación Oeko-Tex®. 
La funda exterior es de suave tejido Stretch con aloe vera, que tiene propiedades hidratantes y calmantes. Es transpirable, desenfundable, antialérgica y anti-ácaros.

PROS
  • Ergonómico
  • Funda lavable
  • Certificación Oeko-Tex®
  • Disponible en varias medidas
CONTRAS
  • No tiene asas para facilitar su movimiento
  • Precio más elevado que otros modelos
Comprar (ver precio)

Guía de compra. ¿Cómo elegir un buen colchón de látex?

El mejor colchón de látex

Los colchones de látex son populares por su extrema comodidad y durabilidad. También se asocian con el respeto al medio ambiente y a una mejor calidad del sueño. Sin embargo, no todos los colchones de látex tienen los mismos beneficios.

A continuación se detallan los aspectos más importantes que hay que tener en cuenta al elegir un colchón de látex.

1. Tipos de colchones de látex

La categoría colchón de látex engloba todos aquellos colchones en cuya composición se incluye este material.

El látex es una resina líquida de color blanco lechoso derivada del árbol del caucho (Hevea Brasiliensis) originario de la cuenca del Amazonas, aunque actualmente se cultiva de manera sostenible en algunas zonas selváticas del sudeste asiático.

El látex es una mezcla de materiales naturales, sin sustancias artificiales ni productos químicos, que el árbol crea para protegerse de los insectos.

¿Cómo se cosecha el látex del árbol del caucho? Una vez que un árbol alcanza la madurez de unos cinco años, está listo para que le extraigan el látex, que se encuentra justo debajo de la corteza.

Los recolectores cortan y rayan tiras delgadas en la corteza que permiten al látex fluir por las ranuras hacia los vasos de recolección.

El colchón de látex es naturalmente elástico. Esta elasticidad es crucial para que el colchón se adapte perfectamente a la forma del cuerpo, sea cual sea la posición para dormir.

Esto permite mantener la columna vertebral en su posición natural, reduciendo la presión excesiva en ciertos puntos del cuerpo y asegurando una circulación sanguínea saludable durante las horas de sueño.

Si bien los colchones de látex se presentan con frecuencia como una alternativa más saludable y ecológica a otros materiales, no todo el látex se fabrica de la misma manera. 

El caucho de estireno-butadieno, o látex sintético, está elaborado a partir de productos químicos, como ingredientes a base de petróleo, que no brindan los mismos beneficios relacionados con el látex natural.

La mayoría de los colchones de látex que se encuentran en el mercado son una mezcla de látex natural y de látex sintético. 

Si una persona está especialmente preocupada por los temas medioambientales y naturales deberá asegurarse de que el colchón que compra está hecho con látex 100% natural, y que los otros materiales (fundas, etc.) también son naturales y ecológicos.

Colchones de látex 100% natural

Es el que brinda más apoyo y adaptabilidad al cuerpo. Es asimismo el más duradero, ecológico y más beneficioso para la salud.

También es el más caro. Para que un colchón se califique como tal debe contener al menos un 85% de látex natural.

Colchones de látex sintético

Están elaborados principalmente con látex de estireno-butadieno (SBR). Los colchones de látex SBR son seguros y una alternativa asequible al látex natural, aunque no son tan duraderos ni sanos. 

Las personas con problemas respiratorios deben tener en cuenta que, al contener productos químicos, pueden generar cierta irritación.

Colchones de látex combinado

Contienen entre un 20% y un 30% de látex natural y de un 70% a un 80% de látex sintético. Son más duraderos que los fabricados totalmente en látex sintético, pero menos que los de látex natural.

Son más beneficiosos para la salud que los fabricados totalmente con látex sintético.

Lee también: Las mejores almohadas de látex

2. Revestimiento

La calidad de la funda que reviste el colchón de látex es un elemento a tener en cuenta ya que puede afectar a la durabilidad, frescura, comodidad, higiene y otros aspectos prácticos.

3. Firmeza

Con relación a este punto, es importante indicar que no existe una firmeza de colchón ideal para todo el mundo. Algunas personas prefieren dormir en un colchón de dureza suave a media, mientras que a otras les gustan los colchones duros.

Algunas personas con dolor de espalda piensan que un colchón muy firme les ayudará a aliviar el dolor. Esto no es así. Lo que necesitan no es un colchón duro como una roca, sino un colchón que sea lo suficientemente cómodo y firme para sostener su cuerpo.

La firmeza de los colchones se puede evaluar de varias maneras. Un sistema común es el que utiliza una escala que va del 1 al 5, en la que cada grado guarda relación con el peso corporal y con la forma de dormir:

  • H1: blando (para personas hasta los 60 kg)
  • H2: medio-blando (para personas hasta los 85 kg)
  • H3: medio-duro (para personas hasta los 100 kg)
  • H4: duro (para personas hasta los 120 kg)
  • H5: muy duro (para personas hasta los 160 kg)

En esta escala, a las personas que duermen boca arriba se les recomienda utilizar un colchón H3 o H4, mientras que las que duermen de costado, en posición fetal o las que se mueven mucho durante la noche deberían optar por un H2 o H3.

Otra escala de firmeza utilizada por los fabricantes es la que califica la dureza del colchón del 1 al 10:

  • 1: colchones extremadamente blandos (son poco frecuentes)
  • 2-3: colchones blandos (apropiados para quienes duermen de lado porque amortiguan la presión de las caderas y hombros)
  • 4-6: colchones medios (Indicados para personas que duermen de lado, boca arriba o para las que van cambiando de posición durante la noche)
  • 7-9: duro (recomendables para quien duerme boca arriba o incluso boca abajo, pues evita que el abdomen se hunda en el colchón)
  • 10: colchones extremadamente duros (son poco frecuentes)

En esta graduación, se recomienda un colchón de grados 2-5 para las personas por debajo de los 60 kilos, un colchón 4-6 para las personas entre los 60 y los 85 kilos, y un 6-9 a partir de los 90 kilos.

4- Apoyo

Hay que considerar que no es lo mismo firmeza que apoyo. El sostén hace referencia a cómo un colchón protege la alineación de la columna mientras que la firmeza se refiere a la sensación de comodidad del colchón y a su dureza o blandura.

Si bien puede haber una relación entre ambas, son dos cosas diferentes. Un colchón que ofrece alivio en los puntos de presión y mantiene la columna en la posición adecuada brinda apoyo independientemente de lo duro o blando que sea el colchón.

En consecuencia, aunque la firmeza puede ser muy subjetiva, el soporte no lo es.

Con relación al apoyo, como la distribución del peso del cuerpo sobre el colchón no es uniforme, los colchones de látex de núcleo sólido utilizan zonas de confort diferenciadas para proporcionar tensiones desiguales en la espuma. Esto se consigue variando el tamaño de las perforaciones en el látex.

Los mejores colchones de látex presentan 7 zonas de confort que cubren las siguientes áreas: cabeza, hombros, espalda, caderas, rodillas, piernas y tobillos.

Esta distribución permite que el colchón se adapte a diferentes estructuras corporales, proporcionando una distribución óptima del peso y manteniendo la columna vertebral en la posición adecuada.

Al aliviar la presión se obtiene una mayor comodidad. También hay colchones de látex con 5 y con 3 zonas de firmeza. E incluso modelos muy exclusivos con 9 zonas de confort.

El suave acolchado y el apoyo flotante de los colchones de espuma de látex son especialmente beneficiosos para aquellas personas que padecen dolores de espalda o en las articulaciones. 

Esto se debe a que la espuma de látex acuna suavemente las diferentes partes del cuerpo.

Este ligero acomodo proporciona alivio en las articulaciones y la zona lumbar, mientras que la elasticidad natural del látex mantiene la alineación natural de la columna al permitir el apoyo suave de las cervicales y parte alta de la espalda.

5. Transpirabilidad

Un colchón de látex natural es más transpirable que muchos colchones confeccionados con materiales sintéticos, como la espuma de poliuretano.

Además de la estructura de celda abierta del látex natural, que permite la ventilación de la espuma, la circulación del aire también se optimiza con la presencia de poros creados durante el proceso de fabricación.

6. Hipoalergenicidad

El látex es naturalmente hipoalergénico, contribuyendo en gran medida a prevenir el crecimiento de moho, hongos y ácaros del polvo.

Los colchones de látex natural son ideales para las personas sensibles a los materiales sintéticos y a los productos químicos, así como para las personas con alergia a los ácaros.

7. Durabilidad

Los colchones de látex 100% natural son muy resistentes y duraderos en comparación con otros materiales, pudiendo durar más de 20 años sin perder su firmeza.

8. Limpieza y mantenimiento

Una de las ventajas de los colchones de látex es su bajo mantenimiento. Además de aspirar para eliminar el polvo, se puede airear a la sombra durante un máximo de 1 hora, en condiciones climáticas cálidas y secas.

No se debe vaporizar ni limpiar en seco y hay que protegerlo siempre del agua y otros fluidos. Es importante también no exponerlo a la luz solar directa pues el sol directo puede hacer que el látex se oxide.

En caso de que se ensucie, lo mejor es quitar las manchas con un paño húmedo, agua tibia y jabón líquido, asegurándose de que queda seco por completo.

9. Ruido

Los colchones de látex son silenciosos en todas las condiciones.

10. Olor

Es poco probable que los colchones de látex natural tengan un olor fuerte. En su lugar, generalmente, emiten un suave y dulce olor a vainilla. 

Algunos modelos de colchones de látex combinado o sintético si pueden desprender al principio cierto olor químico.

11. Impacto ecológico

El látex natural se refina a partir de la resina del árbol del caucho. Estos árboles no se talan ni se dañan durante este proceso y pueden producir látex durante 30 años. Por lo tanto, el procesamiento de colchones de látex es un proceso sostenible.

El látex natural también es biodegradable, lo que garantiza que no deje residuos nocivos para el medio ambiente durante años.

Considera otros tipos de colchones: Los mejores colchones del mercado

Ventajas y desventajas de los colchones de Látex

A) VENTAJAS

1. Son extremadamente cómodos

Un colchón de látex ofrece el máximo bienestar. Al estirarse por primera vez en un colchón de látex se siente una suave impresión de hundimiento seguida inmediatamente de una sensación de agradable apoyo. Esto se debe a la elasticidad natural del látex.

2. Promueven el alivio del dolor

Los colchones de látex son una opción ideal para quienes padecen dolores de espalda o de las articulaciones. 

Muchos profesionales de la salud, como osteópatas, fisioterapeutas y quiroprácticos, recomiendan los colchones de látex para aliviar el dolor.

Esto se debe a las propiedades de descanso y amortiguación del látex, así como a su capacidad para procurar la alineación natural de la columna. En cualquier caso, si el dolor interfiere en el sueño, el cambio a un colchón de látex puede ser una ayuda significativa.

3. Tienen capacidad para alinear la columna vertebral de manera natural

Una gran ventaja de los colchones de látex es su capacidad para promover la alineación adecuada de la columna.

Las partes más pesadas del cuerpo, como los hombros y las caderas, se hunden en el látex. Sin embargo, las áreas más ligeras siguen fuertemente apoyadas para alinear la columna de forma natural.

La capacidad de soportar la curvatura natural de la columna es una gran ventaja para la salud y el bienestar, además de mantener a raya el dolor. Además, con la correcta distribución de la presión mejora la circulación sanguínea.

4. Son naturales

El látex es un producto natural, elaborado a partir de la resina del árbol del caucho, que se procesa en forma de bloque de colchón de espuma. La elasticidad que se siente al apoyarse en ellos se debe enteramente a las propiedades naturales del látex.

5. Tienen una alta resistencia natural al moho y los ácaros del polvo

El látex es naturalmente resistente al moho y a los ácaros del polvo, lo que lo convierte en una opción ideal para un ambiente higiénico y saludable.

6. Son ambientalmente responsables

Llas plantaciones donde se cultiva el árbol del caucho se gestionan cuidadosamente para garantizar que su crecimiento sea sostenible.

Para aquellos que desean el máximo respeto al medio ambiente, se pueden encontrar colchones de látex 100% natural que se ha extraído de árboles cultivados sin el uso de pesticidas.

7. No contienen metales

El contenido cero en metales de los colchones de látex los hace muy populares entre aquellas personas que quieren dormir en un ambiente sano y seguro, lo más libre posible de radiaciones electromagnéticas.

8. Permiten una buena circulación de aire

La estructura de celda abierta del látex, así como los orificios que se practican durante su procesamiento facilitan el flujo de aire proporcionando una buena transpiración.

9. No transmiten el movimiento con facilidad

La elasticidad natural del látex hace que el movimiento ejercido en un lado del colchón no se transmita fácilmente al otro lado.

Esto significa que, si se duerme en pareja, ambas personas estarán mucho más cómodas y dormirán más profundamente que en un colchón que transmita el movimiento.

10. Son muy duraderos

Los colchones de látex se encuentran entre los tipos de colchones más duraderos.

B) CONTRAS

1. Son pesados

Un colchón de látex tiende a ser más pesado que otros tipos de colchones, pudiendo requerir un poco más de esfuerzo para moverlo o levantarlo.

Sin embargo, esto no es un gran inconveniente porque los colchones de látex no necesitan ser rotados y tampoco ocurre con mucha frecuencia que se tenga que mover un colchón.

2. Precio elevado

Pueden ser más caros que otros colchones fabricados con otros materiales. Sin embargo, el coste adicional representa también un valor adicional ya que un colchón de látex es más duradero, por lo que el mayor precio se compensa con la menor frecuencia de reemplazo.

Preguntas frecuentes sobre los colchones de látex

¿Cómo se fabrica un colchón de látex?

Colchones de látex

Fundamentalmente hay dos formas de fabricar los colchones de látex: el método Dunlop y el método Talalay.

Con el método Dunlop, una vez recolectada la resina, ésta se bate hasta formar una espuma que, al alcanzar la consistencia correcta, se cubre y se hornea.

Durante el proceso de horneado, el sedimento de la mezcla se hunde en el molde hasta el fondo, creando una parte inferior densa y compacta que hace que los colchones elaborados con el método Dunlop sean bastante firmes.

Con el método Talalay, el látex natural se bate produciendo una espuma que se vierte en un molde, se cubre y se sella al vacío para eliminar el aire.

Este látex, distribuido uniformemente en el interior del molde, se congela, lo que impide a las partículas asentarse en el fondo.

Entonces se agrega CO2 hasta gelificar la pasta. Luego se hornea, se enjuaga y se seca a una temperatura cálida, dando como resultado un látex natural de firmeza media.

¿Qué látex es mejor Talalay o Dunlop?

Ambos látex son excelentes y excepcionalmente duraderos. Dunlop está más indicado para las personas que prefieren un colchón firme y Talalay para quien descansa mejor en un colchón de dureza media.

¿Qué durabilidad tiene un colchón de látex?

Un buen colchón de látex dura un promedio de 20 años.

¿Los colchones de látex son cómodos?

El látex tiene propiedades naturales de amortiguación y comodidad que dan soporte al cuerpo y ayudan a la alineación adecuada de la columna.

Los colchones de látex envuelven el cuerpo desde la cabeza hasta los pies haciendo que las partes más pesadas, como las caderas, se hundan en él mientras que el resto del cuerpo se apoya de manera natural mediante una distribución uniforme de la presión.

¿Los colchones de látex pueden causar dolor de espalda?

La mayoría de los dolores de espalda causados por los colchones son el resultado de un apoyo deficiente del cuerpo. Esto no ocurre cuando se duerme sobre un colchón con núcleo de látex, pues este proporciona un increíble soporte.

¿Puede producir alergia el látex?

El látex es un material resistente a los ácaros del polvo y al moho de forma natural, algunas de las principales causas de alergia a los colchones.

En consecuencia, el látex natural no debería agravar este tipo de alergias. Al ser hipoalergénicos, los colchones de látex también son antimicrobianos y antifúngicos.

Aunque la alergia al látex no es algo frecuente, no se debe pasar por alto. Si bien la mayoría de las alergias al látex se manifiestan en reacciones cutáneas leves (enrojecimiento de la piel, picazón, irritación …) también pueden darse reacciones más serias.

Si a la hora de dormir te molesta el ruido pon solución: Los mejores tapones para dormir

Entonces, ¿pueden las personas alérgicas al látex dormir en un colchón fabricado con este material?

Es posible que las personas con alegrías leves no tengan problemas debido a que la espuma de látex siempre está cubierta con un revestimiento, de modo que la piel no entra en contacto directo con el látex.

Por seguridad, también se puede añadir una protección adicional usando una funda de colchón impermeable.

¿Es seguro dormir en un colchón de látex?

Un colchón de látex natural proporciona un ambiente saludable y seguro para dormir.

¿Puede un colchón de látex emitir olores desagradables?

Si bien algunas personas notan un ligero olor a goma en su nuevo colchón de látex combinado o sintético, este olor normalmente dura poco tiempo y se acaba disipando.

¿Cuál es la mejor manera de proteger un colchón de látex?

Utilizar un protector transpirable de calidad es una excelente opción para proteger el colchón de posibles derrames y accidentes con líquidos.

¿Los colchones de látex se ablandan con el tiempo?

Todos los colchones nuevos, incluidos los de látex, pasarán por un período de adaptación inicial durante las primeras semanas a medida que las fundas se estiran y las espumas se ablandan.

Una vez transcurrido este tiempo, el ablandamiento adicional es mucho más lento. El elástico látex también sigue este proceso, pero menos que otras espumas y durante muchos más años.

¿Qué tipo de somier es el más adecuado para un colchón de látex?

Los colchones de látex necesitan “respirar”, de modo que un somier de lamas es el más recomendable porque favorece la transpiración. Por su flexibilidad se pueden utilizar sobre camas articuladas y geriátricas.

¿Hay que rotar los colchones de látex?

Los colchones de látex no requieren la rutina de giros o rotaciones estacionales que se necesitan con otros tipos de colchones porque el núcleo y las capas de confort recuperan naturalmente su forma original cuando se libera la presión sobre ellos.

¿Por qué los colchones de látex natural son más caros que otros colchones?

Si bien los colchones de látex natural pueden estar en un franja de precio elevada, es esencial considerar que su vida útil es mucho mayor que la de otros colchones, por lo que es una inversión que permite ahorrar dinero a largo plazo.

Además, el proceso para obtener látex natural es costoso, lo que eleva el precio. Aunque los colchones de látex combinado son mucho más asequibles y habituales.

Deja una respuesta