Las 5 mejores almohadas de látex (2021)

Las mejores almohadas de látex

¿Cuántas veces has despertado con la sensación de no haber dormido nada? Si eres como la mayoría de los mortales, más de las que quisieras. Lamentablemente, no nos sorprende. Según la Sociedad Española de Neurología, cerca de cuatro millones de españoles tienen problemas para conciliar el sueño.

¿La razón principal? Un viejo colchón sin independencia de lechos, adaptabilidad o zonas de confort. Por supuesto, dormir en una superficie de baja calidad no es el único problema.

El calor agobiante del verano, la presencia de ácaros y otros alérgenos, la poca ergonomía de los productos de cama y tener la almohada equivocada se suman a la lista de causas.

Afortunadamente, los fabricantes han encontrado la manera de crear productos que te ayudarán a decirle adiós al insomnio y a los dolores de espalda; y hoy queremos presentarte uno de los mejores: las almohadas de látex.

Esto podría ser justo lo que necesitas para construir tu propio palacio de Morfeo.

Las almohadas de látex son flexibles, más firmes que la media, duraderas, higiénicas y -dependiendo de la proporción de fabricación- ecológicas y naturales.

Además:

  • Evitan que los ácaros aniden en su superficie y repelen a las bacterias, así como a otros contaminantes o alérgenos.
  • No generan ese efecto envolvente de las almohadas viscoelásticas, pero sí una sensación de ingravidez estupenda.
  • Eliminan los puntos de presión en el cuello y la cabeza, lo que te permitirá tener una verdadera noche de descanso.

¿Estás buscando una nueva almohada para tu cama? Como ves, ¡has llegado al lugar apropiado!

Compartiremos contigo algunos secretos de compra y nuestra propia selección de las mejores almohadas de látex del año. Con suerte, encontrarás a tu preferida.

Las 5 mejores almohadas de látex del mercado

Dulces Sueños

Dulces SueñosVer más

Ideal para personas alérgicas que buscan una almohada cómoda e higiénica. Buena opción para: dormir de lado o boca arriba.

Características principales

  • Altura: variable (de 12 cm a 15 cm)
  • Diseño: jabón
  • Medidas: variable (70 x 40 cm, 90 x 40 cm, 105 x 40 cm, 135 x 40 cm y 150 x 40 cm)
  • Firmeza: media tirando a alta
  • Núcleo: látex sintético de alta densidad (63 kg / m³)
  • Funda: tejido stretch de 500 g / m² (desenfundable)
  • Tratamientos adicionales: bambú y aloe vera para combatir la humedad, ácaros y bacterias

El primer puesto de nuestro ranking pertenece a esta almohada de Dulces Sueños. Pero, antes de comenzar con el análisis, nos gustaría hablar del elefante rosa de la habitación.

Aun cuando el fabricante la promociona como una almohada de látex 100 % natural, no es así. De hecho, cuenta con un 20 % de látex sintético, lo que la hace perder el certificado euroLATEX. Entonces, ¿por qué se lleva el primer puesto de la lista? Básicamente, porque esta es su única desventaja.

En materia de descanso, esta almohada de Dulces Sueños es un encanto. La funda es suave al tacto, no tiene un olor desagradable, es completamente hipoalergénica y añade un tratamiento natural de bambú y aloe vera para mantener la humedad bajo control.

¿Qué significa todo esto? Que no tendrás manchas amarillas en tu almohada, que no se empapará con tu sudor y que evitará que los hongos la conviertan en su nuevo hogar.

Por si fuera poco, Dulces Sueños refuerza el carácter higiénico de su almohada estrella con tratamientos adicionales antiácaros, antibacteriano y antialergias.

¿Qué se siente al usar la almohada de látex de Dulces Sueños? ¡Es algo alucinante! No percibirás ningún punto de presión en la zona del cuello o la cabeza, y despertarás sin dolores de espalda. No hay duda alguna de que esta almohada se adaptará al 100 % a tu cuerpo.

PROS
  • La funda es suave al tacto y se puede lavar en la lavadora.
  • Tiene un diseño que se ajusta muy bien a la anatomía de la cabeza, reduciendo los dolores cervicales.
  • Incorpora una funda interior de 50 % algodón y 50 % poliéster que protege la almohada cuando está sin funda.
  • Cuenta con tratamientos antiácaros y antibacteriano, además de fibras de bambú y aloe vera para controlar la humedad.
CONTRAS
  • No es látex 100 % natural, aunque ofrece una buena proporción (80 % de látex natural y 20 % de látex sintético).
Comprar (ver precio)

Yue Gang

Yue GangVer más

Con un diseño reversible para dormir cómodamente en cualquier posición. Ideal para quienes buscan una almohada ecológica y biodegradable.

Características principales

  • Altura: variable. (Lado alto: 9,98 cm / lado bajo: 7,98 cm)
  • Diseño: cervical
  • Medidas: 60 x 40 cm
  • Firmeza: media
  • Núcleo: 97 % de látex natural + 3 % de agentes vulcanizantes
  • Funda: terciopelo ultrasuave (desenfundable)
  • Tratamientos adicionales: antipolvo, antialérgico y antiácaros

Sin duda, la almohada de látex natural de Yue Gang destaca entre todas las demás. Su diseño cervical cuenta con dos alturas, además de una hendidura especial para el cuello.

Esta especie de formato reversible es perfecto para dormir en cualquier posición, una característica difícil de encontrar en el mercado.

A excepción de la funda interna y externa, la almohada de Yue Gang es 100 % ecológica y biodegradable porque cuenta con una alta proporción de látex natural.

¿Lo mejor? Este material proviene de bosques tailandeses que han sido cultivados de manera responsable, es decir, sin tóxicos ni fertilizantes.

¿Un plus? La transpirabilidad de la almohada de Yue Gang es una de las más altas del sector. Su núcleo de látex cuenta con perforaciones de distintos tamaños para potenciar la circulación del aire. Por ende, mantendrá la humedad a raya.

PROS
  • La almohada tiene un nivel de flexibilidad estupendo.
  • Siempre que la cuides apropiadamente, durará 4-5 años.
  • Diseño ergonómico y ecológico que se ajusta a cada curva de la cabeza.
  • No tiene un olor desagradable. Su aroma es similar al de la corteza de un árbol.
CONTRAS
  • Algunos durmientes podrían sentir que la almohada es demasiado baja para ellos.
  • Si te gustan las almohadas firmes, puede que esta no sea una buena opción.
Comprar (ver precio)

Pikolin Home

Pikolin HomeVer más

Ideal para quienes necesitan una almohada ergonómica de firmeza alta para dormir de lado o boca arriba.

Características principales

  • Altura: 13 cm
  • Diseño: ergonómico
  • Medidas: variable (40 x 60 cm, 40 x 70 cm, 40 x 75 cm, 40 x 90 cm y 50 x 80 cm)
  • Firmeza: alta
  • Núcleo: 80 % de látex natural + 20 % de látex sintético
  • Funda: tejido stretch 100 % poliéster (desenfundable)
  • Tratamientos adicionales: no tiene

Análisis de la almohada de látex de Pikolin Home

Esta almohada de Pikolin Home no es de látex natural. Pero, ¡no te desanimes! Si bien no es la más ecológica del mercado, cuenta con características que te permitirán dormir mejor noche tras noche.

¿Lo que nos encanta de la almohada de látex de Pikolin Home? El aire interno circula a la perfección: no da calor, no crea un microclima desagradable y evita que el durmiente despierte empapado de sudor.

Todo esto es posible gracias a la funda externa de la almohada, que es de un tejido bastante poroso y elástico 100 % poliéster.

Otro elemento que nos gusta de este fabricante es que su producto es de muy fácil limpieza. Tanto la funda externa como el núcleo se pueden lavar en la lavadora.

¿Cómo se siente dormir con la almohada de látex de Pikolin Home? Pues, la inclusión de un 20 % de látex sintético se nota porque hace que la almohada sea un poco más firme que la media.

PROS
  • Se puede limpiar con facilidad.
  • Es una almohada bastante fresca.
  • Ideal para durmientes que busquen una firmeza alta.
  • Diseño anatómico perfecto para una ergonomía total.
CONTRAS
  • Aun cuando la funda es transpirable, no es suave o absorbente.
  • Si bien el fabricante la promociona como una almohada de látex natural, no lo es.
  • A algunos durmientes les podría transmitir una sensación de dureza, esto por su alto nivel de firmeza.
Comprar (ver precio)

Baldiflex

BaldiflexVer más

Resumen. Ideal para quienes duermen en cualquier postura (boca arriba, boca abajo o de lado) y desean relajarse durante las noches. Buena opción para durmientes que sufren de calor durante el verano.

Características principales

  • Altura: 12 cm
  • Diseño: jabón
  • Medidas: 70 x 40 cm
  • Firmeza: ajustable (depende del peso)
  • Núcleo: látex natural de alta densidad
  • Funda: desenfundable con aloe vera
  • Tratamientos adicionales: hipoalergénica y antiácaros

Análisis de la almohada de látex de Baldiflex

El cuarto puesto de nuestra lista se lo lleva esta almohada fabricada con látex natural de Baldiflex. ¿Por qué le damos esta calificación? Veamos:

  • Aunque tiene la forma de jabón tradicional de las primeras almohadas de látex, su forma no es tan pronunciada. De hecho, cuenta con las medidas perfectas para dormir en cualquier posición: tumbado boca arriba, boca abajo o de lado.
  • Esta almohada tiene un diseño confortable que se adapta a la cantidad de presión que ejerza el durmiente. Esto se traduce en una firmeza relativa que se mantiene entre 6/10 y 8/10.
  • La funda aprovecha las bondades de la naturaleza, ya que ha sido elaborada con extractos de aloe vera. Por tanto, podrás disfrutar de varios de los efectos terapéuticos de la planta: menos estrés, una piel suave, regulación del sueño, entre otras.

¿Lo que podría mejorar? Si bien la almohada se mantiene atérmica -algo potenciado por la funda- el tejido exterior no es el más suave del mundo.

PROS
  • Absorbe los movimientos del durmiente.
  • Tecnología termorregulable (no genera calor).
  • Su firmeza se ajusta a la presión de cada usuario.
  • Previene el dolor de cabeza, espalda y cervical.
  • La funda tiene cremallera y puede lavarse a máquina.
  • Diseño clásico con la altura perfecta para dormir en cualquier posición.
CONTRAS
  • El tejido de la funda no es tan suave como nos gustaría.
  • Tiene un olor demasiado fuerte. Tendrás que airearla por unas dos semanas.
Comprar (ver precio)

Marcapiuma

MarcapiumaVer más

Ideal para quienes buscan el confort de las almohadas clásicas con mejoras en la adaptación. Buena opción para dormir de lado o boca abajo.

Características principales

  • Altura: 12 cm
  • Diseño: jabón
  • Medidas: 70 x 40 cm
  • Firmeza: media tirando a baja
  • Núcleo: látex natural de alta densidad
  • Funda: 100 % algodón (desenfundable)
  • Tratamientos adicionales: antiácaros y antialérgico

Análisis de la almohada de látex de Marcapiuma

En esta ocasión, Marcapiuma reinventa la forma clásica de las almohadas de jabón para darnos un producto natural, ergonómico, fresco y con buena adaptación.

¿Lo que nos encanta? Esta almohada de Marcapiuma se compone de un bloque de látex natural de alta densidad. Por tanto, se adapta mucho mejor a la delicada zona de la cabeza y el cuello. Esto es lo que mantiene tu espalda alineada.

¿Lo que podría mejorar? Su firmeza de media tirando a baja no es para todos los gustos, en especial para quienes duermen boca arriba.

No obstante, la capacidad de transpiración de la almohada es alucinante: no genera calor, no absorbe el sudor del durmiente y se mantiene fresca, incluso en los entornos más húmedos.

PROS
  • Alto nivel de adaptación a la cabeza.
  • Alivia la tensión en el cuello y los dolores de espalda.
  • No genera un calor agobiante (ni siquiera en verano).
  • Como es de látex natural, no se deforma con el tiempo.
CONTRAS
  • No coge su forma de inmediato (24-48 horas).
  • La funda es suave, pero no es la mejor de todas.
  • Tiene un olor fuerte de fábrica. (Necesita ventilarse)
  • Aunque el empaque incluye dos almohadas, su precio podría ser elevado.
Comprar (ver precio)

Guía de compra. ¿Qué almohada de látex comprar?

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de comprar una almohada de látex?

Escoger una sola almohada de látex -en vez de llevártelas todas a casa- podría ser más difícil de lo que piensas. A fin de cuentas, hay un sinfín de modelos disponibles, todos ellos con características y prestaciones únicas que podrían ayudarte a dormir a pierna suelta.

Afortunadamente, hemos descubierto el secreto para una buena compra. Todo se basa en analizar unos cuantos aspectos para así escoger una unidad que se ajuste a tus necesidades.

1. Los años de garantía

Normalmente, los usuarios de almohadas cervicales o ergonómicas reemplazan sus almohadas de cama cada dos o tres años, aunque en el caso de las almohadas de látex se podrían sumar unos cuantos años adicionales. (4-5 años si es de látex 100 % natural)

Si la durabilidad es un tema importante para ti, asegúrate de que la almohada que te gusta tenga -al menos- dos años de garantía.

2. La calidad de la funda

La funda es tan importante como la almohada en sí misma. Al fin y al cabo, podría decirse que es la piel de este producto de cama. ¿Qué deberías buscar en una funda?

  • Que sea desenfundable. Así, podrás lavarla con frecuencia y evitar las manchas de humedad o la aparición de hongos, ácaros y bacterias.
  • Que pueda lavarse a máquina. No querrás perder el tiempo llevando tu funda a la tintorería, ¿o sí? Recuerda revisar el tipo de ciclo y la temperatura máxima recomendada por el fabricante.
  • Que esté elaborada con materiales de calidad. Los tejidos 3D favorecen la transpiración del látex. ¿Otras alternativas? Telas de fibra natural (bambú o algodón orgánico), micropartículas que añadan un extra de frescura (como las almohadas aloe vera) o tejidos porosos, como el algodón peinado.

3. La proporción del látex

El látex natural será tu mejor amigo. Y es que, mientras más natural sea este material, más propiedades conservará.

Ahora bien, a la hora de comprar tus almohadas de látex, ¡debes tener cuidado! Como ya hemos visto, algunos fabricantes afirman que usan látex natural cuando realmente no lo hacen.

Para comprobar qué tipo de látex te están vendiendo, échale un vistazo a la proporción. Si tiene un 85 % o más de látex natural, cumple con la normativa europea. De lo contrario, estarás ante un producto sintético.

Consejo. Si tienes un presupuesto ajustado, decántate por una almohada de látex sintético con capas de otros materiales, como una viscoelástica de densidad o quizás un viscogel. No te dará las mismas propiedades del látex natural, pero mejorará tu noche de descanso.

4. El nivel de transpiración

Ya sabes que el látex es un material denso y, por tanto, puede 1) generar calor y 2) acumular humedad. ¿La solución? Escoger una almohada de látex con perforaciones para que el aire interior circule a la perfección.

¿Qué otras características elevarían el nivel de transpiración de tu nueva almohada?

  • Una funda de fibras naturales, con acabado 3D, ondulaciones o, al menos, stretch.
  • Una capa inferior o superior de viscogel o cualquier otra espumación que sea transpirable.
  • Adición de micropartículas de menta, aloe vera o cualquier otra sustancia que le aporte un extra de frescura.

5. El precio de la almohada

El precio es un punto relevante en la compra de cualquier producto de cama. Lo ideal aquí será encontrar una con buena relación calidad-precio que no afecte tu presupuesto.

  • Gama baja. Las almohadas de látex sintético suelen ser las más baratas del mercado. Siempre que tenga las propiedades que necesitas, podrás elegirlas sin problemas.
  • Gama media. Las almohadas híbridas con núcleos de espumación y capas de látex o viscoelástica tienen, por lo general, una calidad media-alta. Su precio se mantiene en el promedio.
  • Gama alta. Las almohadas de látex 100 % natural son las más caras del mercado. La parte buena es que merecen la pena porque duran mucho más, no se deforman, repelen a los alérgenos más comunes, son biodegradables y dan una sensación de relajación y soporte estupenda.

6. El diseño de la almohada

Las almohadas de látex -así como las viscoelásticas- vienen en distintos formatos. Y es que, como ya hemos visto, la forma de la almohada importa ¡y mucho!

  • Los diseños ergonómicos son ideales para las personas que tienen problemas de postura o que sufren de dolores de cabeza por tensión muscular. ¿Posición recomendada para dormir? Boca arriba o de lado.
  • Los diseños en forma de jabón suelen ser más altos que los ergonómicos. ¿Son buenos? Lo son, pero no te olvides de tomar en cuenta estos centímetros extra antes de completar tu compra. Al fin y al cabo, no querrás terminar con una almohada demasiado alta, ¿cierto? ¿Posición recomendada para dormir? De lado y boca abajo.
  • Los diseños cervicales capturan lo mejor de los dos mundos. Tienen la altura perfecta y también una hendidura para darle el máximo soporte al cuello y a la parte baja de la cabeza. ¿Postura recomendada para dormir? ¡La que quieras! Aunque te darán mejores resultados si duermes boca arriba.

7. La firmeza de la almohada de látex

Almohadas de látex

Las almohadas fabricadas con un solo bloque de látex suelen tener una firmeza media tirando a alta. Así que, si buscas algo un poco más bajo que esto, puede que no sean la mejor opción para ti.

¿Alternativas? Una almohada con núcleo de látex y una capa de viscoelástica de alta densidad o una almohada de viscoelástica al 100 %.

¿No te gusta la visco? ¡No hay problema! Échale un vistazo a las almohadas de látex reversibles (con dos firmezas) o aquellas que ajustan el rebote y resistencia al peso del durmiente.

8. Los tratamientos añadidos

El látex natural impide la anidación de ácaros y también previene la aparición de hongos y bacterias. Sin embargo, estas «visitas indeseadas» podrían vivir en tu funda sin problemas.

Es por eso que muchos fabricantes agregan tratamientos antiácaros, antibacterianos, antihongos e antialergias al tejido. Uno de ellos es el de iones de plata, pero hay muchos otros en el mercado.

Consejo. Revisa la etiqueta del producto o las especificaciones de la almohada para saber qué tratamientos incorpora el fabricante.

9. La altura y medidas ideales

Aunque el látex es un material flexible, es casi imposible que coja una forma diferente. ¿Conclusión? Necesitas identificar la altura perfecta para que te dé esa sensación de acogida que esperas.

Lo recomendable es comprar una almohada de 12 cm de altura, pero las hay más bajas o altas.

Truco. Párate lo más erguido que puedas de espaldas a la pared y mide la distancia que hay entre tu oreja y el muro. Tu próxima almohada debería medir esos mismos centímetros (en promedio).

10. La densidad de los materiales

La densidad es muy importante al momento de elegir una almohada, ya que de ello dependerá su firmeza. A menor densidad, menor firmeza y viceversa. ¿Cómo saber qué firmeza promedio tiene una almohada de látex? Veamos:

  • Firmeza baja: menos de 50 kg / m³
  • Firmeza media: entre 50 kg / m³ y 70 kg / m³
  • Firmeza alta: más de 70 kg / m³

¿Nuestra recomendación? Una almohada de látex natural con una densidad superior a los 55 kg / m³  bastará para poder disfrutar de una firmeza media tirando a alta. (7/10).

Consejo. Si la almohada que te gusta tiene una capa de viscoelástica (y eres amante del efecto envolvente), busca una densidad de 75 kg / m³  de media o baja recuperación.

Solo, ¡ten cuidado! Un material con estas características podría no ser el mejor para personas de edad avanzada o con movilidad reducida.

11. Tu postura favorita para dormir

La altura y la postura en la que te gusta dormir están sumamente relacionadas. ¿Qué te recomendamos? Seguir el consejo de los expertos:

  • Para dormir boca arriba, lo mejor es una almohada de 12 cm de alzada. Esta medida te garantizará un descanso de ensueño con buen refuerzo para la zona del cuello. Esta es la mejor postura para dormir para mantener alineada la columna vertebral y evitar dolores de cervicales.
  • Para dormir boca abajo, una almohada de 10 cm de altura será más que suficiente. Esta es la alzada perfecta para que tu cuello se mantenga protegido.
  • Para dormir de lado, lo ideal sería escoger un modelo de 15 cm de alzada. Esto mantendrá a tu columna vertebral alineada en todo momento.

Todo lo que necesitas saber sobre las almohadas de látex

Almohada de látex

Siempre que las almohadas de látex sean para ti, notarás un antes y un después en materia de descanso. Sin embargo -y pese a que ya hemos citado algunas de sus principales propiedades- es normal que tengas unas cuantas preguntas sin respuesta.

Si este es tu caso, ¡no temas! Antes de despedirnos, hemos decidido responder las dudas más comunes de los usuarios. Así, podrás encontrar la respuesta que estás buscando.

¿Qué es una almohada de látex?

Una almohada de látex es como cualquier otra almohada del mercado (aunque con algunas diferencias). En principio, podríamos decir que el material de elaboración es la distinción más importante porque las hay:

  • De látex natural. Es decir, un bloque entero de -al menos- 85 % de látex natural y un 15 % de látex sintético. Esto es lo que le da solidez a la resina.
  • De látex sintético. Un núcleo de látex con una composición un poco diferente. Según la normativa europea, todo lo que contenga menos de 85 % de látex natural, será catalogado como látex sintético.
  • De materiales combinados. Las almohadas híbridas no son comunes, pero existen. Por lo general, combinan una capa de viscoelástica y otra de látex natural o sintético. Incluso podrías encontrar almohadas con látex y viscogel.

En cuanto a las propiedades, las almohadas de látex se parecen a una almohada con relleno natural, como el plumón de oca, por ejemplo. No obstante, suelen ser un poco más rígidas para así poder darle un soporte adecuado a una zona bastante problemática: el hueco cervical.

Explora otras posibilidades aquí: ¿Que almohada comprar? Las mejores del mercado

Ventajas -y desventajas- de las almohadas de látex

Escoger una almohada como esta tiene sus ventajas (y también sus desventajas). Comencemos con la parte buena:

Pros

  • Más ecológicas… Las almohadas hechas con látex natural son biodegradables. Generalmente, los fabricantes que se decantan por este material tratan de minimizar su impacto en el medio ambiente. (Punto positivo)
  • …E hipoalergénicas. El látex (especialmente, el natural) combate a los alérgenos más comunes. ¿Qué pasa con los alérgicos al látex? Necesitan comprobar que la almohada incluya tratamientos antialergias adicionales.
  • Su ergonomía es alucinante. El látex, a diferencia de la viscoelástica, no se adapta al 100 % a la forma del cuerpo. En vez de tener ese «efecto nube», se ajusta al peso de la cabeza del durmiente. ¿Conclusión? La zona cervical tendrá un soporte acogedor que será suave y firme a la vez.
  • Sumamente flexibles. Y esto es perfecto para el durmiente. Las almohadas de látex natural se pueden doblar sobre sí mismas y suelen tener un nivel de recuperación bastante alto. Por tanto, podrás moverte con facilidad sin sentir que te hundes en la cama.
  • Duran más que la media. ¿Por qué? Porque mientras más natural sea el látex, más se resistirá a las deformaciones. Tanto es así que algunas marcas ofrecen una garantía de 2-5 años.
  • Se adaptan a cualquier postura. Al menos así sucede con los modelos de gama alta. Esto te permitirá dormir boca arriba, boca abajo o de lado sin tener que preocuparte por dolores de cuello o cefaleas tensionales.
  • No generan un microclima desagradable. Aunque solían hacerlo. No obstante, los fabricantes han descubierto cómo elevar la transpiración del látex para darle el máximo confort y nivel de descanso al durmiente. Para ello, usan núcleos de gel, capas de espumación, tejidos 3D, fundas con cremallera, microperforaciones, telas de fibra natural y tecnología de termorregulación.

Contras

Aunque estas almohadas suelen poner en tus manos un sinfín de beneficios, también podrían tener sus desventajas:

  • El látex natural, que es el mejor material del mundo del descanso, es más costoso que otros. (Aunque merezca la pena)
  • Al desempacar tu almohada, podrías notar un olor fuerte. ¿Se quedará ahí para siempre? No. Tan solo necesitas ventilar la almohada muy bien antes de usarla.
  • El látex es un material más delicado que la media. De hecho, hay que tener mucho cuidado al momento de hacer la limpieza de cama.
  • No es moldeable. Sí, se ajusta a la zona del cuello. Y sí, también le da un soporte adecuado a toda el área cervical. Sin embargo, el látex no es tan moldeable como desearíamos. Por eso es importante comprar un modelo que tenga la altura perfecta para ti.

¿Qué tipos de almohadas de látex hay?

Las almohadas de látex se pueden dividir según sus materiales de fabricación (algo que ya hemos visto anteriormente) y según sus funciones. Veamos de qué trata este último punto:

  • Almohadas cervicales. Ideales para quienes sufren de dolores de espalda, mala postura, tensión en el cuello y cefaleas. Las almohadas cervicales de látex permiten una alineación cabeza-cuello-espalda natural, eliminando todos los puntos de presión de esta zona.
  • Almohadas para bebés. Es decir, cojines antiácaros fabricados con látex 100 % natural. Su forma y propiedades previenen la presión de la zona craneal y sus principales consecuencias: tortícolis, otitis, problemas oculares, entre otros.
  • Almohadas de lactancia. Las almohadas de lactancia tienen una función: soportar la cabecita de los más pequeños de la casa. Esto facilitará la tarea de dar pecho.
  • Almohadas terapéuticas. Que son aquellas que buscan relajar al durmiente. Para hacerlo, cuentan con aromas, esencias y micropartículas de hierbas y semillas conocidas por su poder medicinal, como la manzanilla, la menta o la canela.
  • Almohadas para embarazadas. Su diseño en forma de «C» ayuda a la mujer a dormir mucho mejor durante la gestación. El látex es uno de los mejores materiales de fabricación de las almohadas para embarazadas, esto por su carácter higiénico, antiácaros e hipoalergénico.

Consejos para cuidar de una almohada de látex

¿Toda esta guía te ha convertido en un amante del látex? ¡Enhorabuena! Si crees que una almohada como esta es justo lo que necesitas para despedirte de tus problemas de sueño, te dejamos un par de consejos para que puedas alargar su vida útil:

  • Antes de usarla por primera vez, ¡ventílala! Deja airear tu almohada de látex por 12-24 horas para eliminar cualquier olor desagradable.
  • Abre las ventanas del dormitorio todos los días. La ventilación no solo se recomienda al momento de abrir la caja. Todas las mañanas, airea el dormitorio para evitar la humedad y la proliferación de hongos.
  • No la pongas al sol. El calor excesivo de los rayos solares podría afectar las propiedades del látex. Por tanto, te conviene mantener tus almohadas en interiores.
  • Lava la funda con frecuencia. La mayoría de las almohadas de látex son desenfundables. Cada mes, quita la funda y sigue las instrucciones de lavado. Normalmente, las fundas se pueden lavar en seco o en la lavadora. Solo presta atención a la temperatura máxima que muestre la etiqueta.
  • Sé cuidadoso durante la limpieza. Hay almohadas de látex que pueden lavarse a máquina. Sin embargo, este material es muy delicado. Independientemente de lo que diga el fabricante, es preferible que evites que empapar tu almohada por completo.

Consejo. ¿Esto significa que no puedes lavar tu almohada? No necesariamente. Solo debes hacerlo con cuidado. Límpiala con un paño humedecido bien escurrido y un jabón suave. Al finalizar, deja la almohada a un lado hasta que se seque.

Lee también: Los mejores colchones de látex

Las mejores marcas de almohadas de látex

¿Buscas a los mejores fabricantes de almohadas de látex? Pues, te tenemos una buena noticia. Hemos reunido siete marcas diferentes que han sido reconocidas por elaborar productos de la más alta calidad:

Kipli

Kipli es un fabricante europeo que se enfoca en dos puntos: 1) responsabilidad social y ambiental, y 2) alta calidad para el consumidor moderno. La marca utiliza uno de los materiales más naturales del mercado, un compuesto de 97 % de látex natural y 3 % de agentes vulcanizantes.

Su método de fabricación de alta calidad lo ha hecho merecedor de distintos certificados: Eco Institut, Oeko-Tex, euroLATEX, CATAS y PEFC.

Pikolin

Con más de 70 años de experiencia en el mundo del descanso. Además de diseñar almohadas de gama alta de distintos materiales, ofrece colchones confortables y duraderos.

Baldiflex

Una marca italiana que fabrica complementos de cama, bases, colchones y almohadas; todos ellos con prestaciones superiores al promedio.

Yue Gang

Yue Gang usa látex natural de Tailandia y lo combina con lo último en tecnología del descanso para darle a los usuarios un producto ergonómico, transpirable y duradero que se adapta a todo tipo de durmientes.

Primo Line

Una empresa especializada en la elaboración de productos de cama de látex. Emplean lo mejor de la nanotecnología y espumación de viscogel para elevar la calidad de sus almohadas.

Marcapiuma

Nuevamente, estamos ante un fabricante italiano que comercializa distintos tipos de almohadas. Son fanáticos del látex natural, evitan los adherentes artificiales y su catálogo cuenta con el sello euroLATEX.

Dulces Sueños

Dulces Sueños en una marca española con sede en Murcia que se ha ganado el reconocimiento de varios organismos independientes, como la Sociedad de Pediatría del Sureste de España y ASEPRI.

Con más de 35 años de trayectoria, es uno de los fabricantes preferidos de los consumidores.

¿Todavía no sabes qué almohadas de látex comprar? ¡No te preocupes! Contáctanos o déjanos un mensaje en los comentarios y trataremos de ayudarte a elegir el modelo perfecto.

Deja una respuesta