Las 5 mejores almohadas para embarazadas y lactancia de 2021

Las mejores almohadas para embarazadas

Toda embarazada acaba descubriendo que, a medida que la concepción avanza, su vientre se va volviendo tan voluminoso que encontrar una buena posición para dormir se convierte en un gran desafío.

Al mismo tiempo, se añaden otros efectos negativos como el dolor de espalda o las piernas pesadas.

Para paliar estas molestias se han creado las almohadas para embarazadas, que pueden marcar la gran diferencia en cuanto al descanso.

Denominado también almohadón de lactancia o almohada nido de maternidad, este práctico accesorio multifuncional de puericultura también puede ser utilizado después del alumbramiento tanto por la madre como por el recién nacido para hacer más cómoda la lactación y para que la criatura repose segura y placenteramente.

Comparativa de las 5 mejores almohadas para embarazadas y lactancia

EL MÁS COMPRADO
Koala Babycare

PROS

  • Multifuncional
  • Tejido Oeko-Tex
  • Hipoalergénica
  • Relleno y fundas lavables en lavadora
  • Funda extraíble con cremallera retráctil oculta
  • Incluye funda de transporte
  • Buena relación calidad-precio

CONTRAS

  • Puede resultar demasiado grande para mujeres pequeñas
EL MÁS VALORADO
Bamibi

PROS

  • Multifuncional
  • Hipoalergénica
  • Incluye una segunda almohada pequeña
  • Funda lavable a 30º en lavadora
  • Funda extraíble con cremallera invisible
  • Antivuelco

CONTRAS

  • Relleno no lavable
EL MÁS BARATO
Niimo

PROS

  • Multifuncional
  • Relleno y funda lavables en lavadora
  • Funda extraíble con cremallera oculta
  • Económica

CONTRAS

  • Conviene ahuecar el relleno después de su uso
  • Puede resultar demasiado grande para mujeres pequeñas
Niiveto

PROS

  • Multifuncional
  • Relleno y fundas lavables en lavadora
  • Funda extraíble con cremallera oculta
  • Incluye funda de transporte

CONTRAS

  • Conviene ahuecar el relleno después de su uso
  • Más cara que otros modelos
Telano

PROS

  • Diseño ortopédico
  • Segunda funda extra
  • Funda lavable en lavadora
  • Da soporte a todo el cuerpo
  • Incluye lujosa funda de almacenamiento

CONTRAS

  • Puede resultar pesada (2,3 kg)

Las 5 mejores almohadas para embarazadas y lactancia

Koala Babycare

Koala BabycareVer más

Almohada de maternidad multifuncional de gran tamaño (215 cm) rellena de poliéster siliconado de calidad que brinda un soporte uniforme en todo el almohadón.

Tiene doble funda, una interior de microfibra y una exterior de algodón 100% hipoalérgico, extraíble y dotada de cremallera retráctil para evitar el contacto con ella. 
La funda exterior, disponible en variados colores y estampados, tiene cuatro cordones de seguridad que permiten usar el cojín como protector de cuna o sillita mecedora para el bebé.

PROS
  • Multifuncional
  • Tejido Oeko-Tex
  • Hipoalergénica
  • Relleno y fundas lavables en lavadora
  • Funda extraíble con cremallera retráctil oculta
  • Incluye funda de transporte
  • Buena relación calidad-precio
CONTRAS
  • Puede resultar demasiado grande para mujeres pequeñas
Comprar (ver precio)

Bamibi

BamibiVer más

Almohada multifuncional hipoalérgica de embarazo y lactancia de tamaño medio (150 cm) con relleno 100% poliéster.

Cuenta con una funda extraíble de algodón 100%, lavable en lavadora, y un broche que permite cerrarla y convertirla en un cojín antivuelco. La funda se vende en diferentes colores y estampados.

Incluye también un cojín pequeño para ayudar a sujetar el vientre y reducir los dolores de espalda y caderas.

PROS
  • Multifuncional
  • Hipoalergénica
  • Incluye una segunda almohada pequeña
  • Funda lavable a 30º en lavadora
  • Funda extraíble con cremallera invisible
  • Antivuelco
CONTRAS
  • Relleno no lavable
Comprar (ver precio)

Niimo

NiimoVer más

Almohada multifuncional de embarazo de tamaño XXL (200 cm) que brinda un gran bienestar y comodidad. El relleno 100% de fibra de silicio la hace sumamente esponjosa y duradera.

Está revestida de una suave funda 100% algodón de alta calidad y dotada de una práctica cremallera oculta que permite extraerla para un mejor mantenimiento e higiene.

La funda está equipada también con un botón de madera que permite unir dos o más cojines o cerrar la almohada adaptándola a las necesidades.

Se vende en diferentes colores y estampados. En caso de desgaste es posible comprar la funda independientemente.

Tanto la almohada como su funda son lavables en la lavadora siguiendo siempre las indicaciones del fabricante.

PROS
  • Multifuncional
  • Relleno y funda lavables en lavadora
  • Funda extraíble con cremallera oculta
  • Económica
CONTRAS
  • Conviene ahuecar el relleno después de su uso
  • Puede resultar demasiado grande para mujeres pequeñas
Comprar (ver precio)

Niiveto

NiivetoVer más

Almohada multifuncional de tamaño medio (160 cm) con relleno 100% de fibra hueca de poliéster siliconado que se mantiene suave incluso después de un lavado reiterado.

Está cubierta de una funda de algodón 100% de alta calidad, muy suave, provista de una funcional cremallera oculta que permite desenfundarla para una mayor higiene.

La funda tiene un botón para unir los dos extremos y cerrar la almohada convirtiéndola en una cómoda y segura hamaca en la que colocar al bebé.

Incluye una funda de transporte. La funda está disponible en bonitos y variados colores y dibujos.
La almohada y las fundas son lavables a máquina de acuerdo con las indicaciones del fabricante.

PROS
  • Multifuncional
  • Relleno y fundas lavables en lavadora
  • Funda extraíble con cremallera oculta
  • Incluye funda de transporte
CONTRAS
  • Conviene ahuecar el relleno después de su uso
  • Más cara que otros modelos
Comprar (ver precio)

Telano

TelanoVer más

Versátil cojín para embarazo y lactancia en forma de U de gran tamaño (145 cm x 80 cm). Cuenta con un relleno adicional de poliéster de 15 Deniers que garantiza un confort extra y el soporte de todo el cuerpo. 

También está indicado también para personas no embarazadas que padecen problemas de espalda o cadera. Se adapta a la forma de cada cuerpo conservando siempre la forma.

La funda que lo cubre es 100% terciopelo supersuave y de alta calidad, lo que la hace muy confortable. El forro es extraíble y lavable a mano y tiene una cremallera de 3,2 metros de largo para facilitar su cambio.

A ambos lados del final de la cremallera hay unas cubiertas protectoras para ocultarla. Viene con una segunda funda extra para facilitar la higiene y el mantenimiento.
Se entrega con una lujosa y práctica bolsa de almacenamiento.

PROS
  • Diseño ortopédico
  • Segunda funda extra
  • Funda lavable en lavadora
  • Da soporte a todo el cuerpo
  • Incluye lujosa funda de almacenamiento
CONTRAS
  • Puede resultar pesada (2,3 kg)
Comprar (ver precio)

Guía de compra. ¿Qué almohada para embarazadas comprar?

Comprar almohadas para embarazadas

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de comprar una almohada para lactancia o embarazadas?

1. Material de relleno

Las almohadas para embarazadas se pueden rellenar con diferentes materiales. La calidad y tipo de relleno tendrá un importante impacto en la comodidad y calidad del sueño.

A continuación se indican los materiales de relleno más habituales que se utilizan en la confección de las almohadas para embarazadas.

1. Fibra de poliéster: se trata de un material de tacto suave y sedoso, muy maleable, que facilita la evaporación de la humedad, lo que lo hace transpirable.

Los almohadones de lactancia confeccionados con este tipo de fibra son ligeros, adaptables, ergonómicos, confortables y duraderos. 

En ocasiones pueden ocasionar alergia. En estos cojines el grado de firmeza se puede modificar cambiando la cantidad de relleno de fibra

2. Bolitas de poliestireno expandido (EPS): los cojines rellenos de este material son flexibles, ligeros y muy adaptables. Se acomodan al cuerpo, envolviéndolo para estabilizar la posición de descanso y sostenerlo cómodamente, pero no son las almohadas más adecuadas para un sueño prolongado

3. Espuma: material de relleno muy común pero poco recomendable para las almohadas de maternidad por su poca flexibilidad

4. Kapok, bambú y otros rellenos orgánicos: se trata de almohadas ecológicas rellenas de fibras vegetales naturales apreciadas como relleno de cojines por ser hipoalérgicas y no contener productos químicos.

No se recomiendan especialmente para los almohadones de embarazo porque son de difícil limpieza y tienden a perder su forma original con el tiempo

5. Cereales: los almohadones rellenos de cereales, como trigo sarraceno, son suaves y muy confortables. Adoptan fácilmente la forma del cuerpo sin deformarse y se pueden usar durante mucho tiempo. Disminuyen las posibilidades de alergias y de acumulación de calor.

2. Forma

Los cojines de embarazo pueden tener diferentes formas pero un propósito común, lograr la comodidad de la embarazada y ayudar a que duerma y descanse mejor.

Cojín de cuña: es la más pequeña de las almohadas de maternidad. Puede ser redonda o triangular, siendo las dos formas aptas para sostener el abdomen de la embarazada. Se puede utilizar durante o después del embarazo.

Almohada de longitud completa: larga y recta, permite apoyar todo el cuerpo. Acostumbran a ser más ligeras que otros modelos más voluminosos

Almohada en forma de C o medialuna: ideales para usar a partir del segundo trimestre ya que brindan un completo apoyo a la columna y ayudan a reducir el dolor de cadera y espalda

Cojín en forma de U: suelen ser modelos extragrandes que pueden ser utilizados en diferentes posiciones y que cubren todo el cuerpo, de la cabeza a los pies

3. Diseño

El diseño de este tipo de almohadas tiene en cuenta diferentes aspectos, además de la forma o el tamaño, como pueden ser los colores, dibujos o tejidos de las fundas.

Aunque aquí entra en juego el gusto personal, se recomienda elegir tonos y motivos suaves para favorecer la relajación.

Es conveniente que las fundas que recubren el relleno sean extraíbles y lavables. Asimismo, es aconsejable que estén confeccionadas en tejidos naturales, como el algodón, que es transpirable, antiirritante y antialérgico.

4. Firmeza

No todas las personas prefieren los mismos niveles de firmeza en una almohada. Las embarazadas deberían evitar las almohadas demasiado blandas, ya que pueden no brindar el apoyo adecuado. Las almohadas más duras darán un mejor soporte a la cabeza y el cuerpo.

5. Transpirabilidad

Por motivos de higiene y confort tanto el relleno de los cojines como la funda deberían ser lo más transpirables posible.

6. Durabilidad

Otro criterio importante para elegir una almohada para embarazadas es la durabilidad. Un cojín de calidad y con un buen relleno permitirá utilizar el productos durante muchos años o en futuros embarazos.

En algunos modelos es posible actualizar la funda para obtener un nuevo diseño. También, según el material de relleno con el que haya sido confeccionado, es posible introducir nuevo relleno para que el cojín recupere la forma y densidad iniciales.

7. Limpieza y mantenimiento

Este tipo de artículo suele ser lavable y recargable. Antes de su adquisición es importante consultar las instrucciones de mantenimiento, conocer si puede lavarse en lavadora y a qué temperatura.

Hay que informarse también sobre los productos de limpieza que pueden utilizarse en su higiene y los que no están recomendados.

8. Ruido y olor

Algunas almohadas hacen ruido al moverse sobre ellas, por lo que conviene evitar las rellenas de espuma de poliestireno si se tiene el sueño ligero.

Además, las almohadas que no son orgánicas a veces huelen a productos químicos, por lo que necesitarán ventilación y que pase cierto tiempo hasta que el olor desaparezca del todo.

9. Impacto ecológico

Si se siente preocupación por el impacto ecológico de este tipo de accesorio se ha de valorar los materiales con los que ha sido confeccionado y los circuitos de fabricación.

Se puede verificar el origen de los materiales, la densidad y las etiquetas. Conviene priorizar los tejidos con certificado Oeko-Tex.

Lee también: ¿Cómo dormir a un bebé de 1 mes?

Todo lo que necesitas saber sobre las almohadas para embarazadas

¿Por qué es recomendable utilizar una almohada de maternidad durante el embarazo?

Un vientre en crecimiento significa posiciones cómodas para dormir limitadas y nuevos puntos de presión en las posturas más seguras.

Dormir boca abajo queda descartado por razones obvias y se desaconseja dormir boca arriba porque puede agravar los problemas de espalda.

Los médicos recomiendan dormir de costado hacia el lado izquierdo, posición que permite una adecuada oxigenación tanto para la criatura como para la madre, así como usar almohadas para acomodar el cuerpo y minimizar la presión que el creciente vientre ejerce en las caderas y espalda.

En este sentido, las mejores almohadas para embarazadas son los cojines de maternidad ya que han sido especialmente diseñados para dar apoyo a las zonas más vulnerables.

¿Qué beneficios aportan las almohadas para embarazadas?

Almohadas de lactancia

Alivio de los dolores y molestias corporales derivados del embarazo: el aumento del volumen corporal durante la gestación ejerce presión sobre zonas del cuerpo que necesitan descansar, y eso solo es posible si se puede dormir en una buena posición.

La almohada de embarazo brinda apoyo y comodidad a estas zonas facilitando un descanso adecuado y aliviando los dolores y molestias

Mejora de la circulación sanguínea: el suave acolchado de estos almohadones facilita que la gestante pueda dormir de costado, favoreciendo la circulación de la sangre de su cuerpo

Horas de sueño mejores, más relajadas y largas: un buen descanso es la clave para un embarazo seguro y una cómoda almohada de maternidad permite dormir mejor y durante más horas

Utilidad después del parto: los cojines evolutivos de maternidad son rentables incluso después del nacimiento al adoptar otras funcionalidades. Esta versatilidad los convierte en una gran inversión como accesorio de puericultura

¿Cuándo empezar a utilizar una almohada nido?

Si bien no hay un momento concreto para comenzar a usar una almohada para embarazo, se debería hacer en el momento em el que cambiar de posición durante el sueño empiece a ser incómodo. 

Alrededor de las 20 semanas de gestación la barriga comienza a crecer, provocando dolor en los ligamentos y en otras partes del cuerpo debido al aumento de peso. Este puede ser un buen momento para iniciarse en el uso de estas almohadas.

También te puede interesar: Las mejores almohadas para niños

¿Cómo elegir la almohada para embarazada adecuada?

Esto dependerá de las preferencias y necesidades personales ya que, del mismo modo que cada embarazo y los desafíos asociados a él son diferentes, también hay diversos tipos y formas de uso de los cojines.

A la hora de la elección se deberían considerar ciertos requisitos:

1- ¿Se puede quitar y lavar o cambiar la funda de la almohada?

La higiene es un aspecto muy importante que tener en cuenta a medida que avanza el embarazo. Debido a los cambios hormonales, es habitual sudar más de lo habitual durante esta faceta de la vida, sudor que será absorbido por la funda de la almohada.

Tener una cobertura extraíble de un material natural como el algodón permitirá mantener la almohada limpia y pulcra.

2- ¿Qué materiales de relleno son los más indicados?

Un criterio importante que considerar a la hora de elegir una almohada de maternidad es que el relleno garantice el confort y sea lo más transpirable posible. También es importante que se pueda lavar o mantener fácilmente en condiciones higiénicas.

Que la almohada sea hipoalergénica será un plus, pues mantendrá a raya las alergias durante el embarazo.

3- ¿Cuál es el tamaño correcto?

Este es particularmente un aspecto muy personal porque habrá mujeres que prefieran un cojín de pequeño tamaño en el que apoyar únicamente el vientre y otras un almohadón XXL que envuelva todo su cuerpo.

Valorar el tamaño de la cama puede ser importante antes de tomar una decisión y también tener en cuenta que cuanto más grande más pesado será de mover.

4- ¿Cómo se puede saber qué forma es la más idónea?

En cuanto a la forma, algunas almohadas se curvan para ser colocadas debajo de la cabeza y entre las rodillas mientras que otras corren paralelas al cuerpo. También las hay que acunan solamente el abdomen.

Dependiendo de dónde se experimente el malestar cada opción puede ser más o menos aconsejable. La selección también depende del tipo de cuerpo de la embarazada y de la postura habitual de dormir.

Mujeres altas y grandes: las almohadas en forma de C son ideales para este tipo de mujer pues su diseño permite que encajen cómodamente

Mujeres pequeñas: las cuñas y las almohadas pequeñas en forma de medialuna son perfectas para mujeres bajitas

Mujeres embarazadas de gemelos: las almohadas en forma de U son el mejor tipo en este caso ya que el volumen de la barriga es mayor y se necesita una almohada más grande que ofrezca un buen apoyo

Si se duerme de lado: casi todas las almohadas son apropiadas para dormir en esta posición

Si se duerme boca arriba: si bien es mejor no dormir en esta posición, si se hace, lo más indicado es una almohada en forma de C

Si se duerme boca abajo: esta posición no es recomendable en general y está particularmente desaconsejada para las embarazadas. Una suave almohada de bambú u otra fibra orgánica es la mejor opción si no se puede evitar dormir boca abajo

Si se mueve mucho: las personas que no pueden evitar moverse mucho durante la noche puede optar por una gran almohada en forma de U que reducirá las oscilaciones ya que se ha de reajustar después de cada movimiento

Seleccionar la almohada de embarazo adecuada puede ser complicado a veces, ya que requiere una evaluación cuidadosa de múltiples factores. Después de usar una almohada, si se siente incomodidad, se debe suspender su uso de inmediato.

Lee también: Los mejores colchones para cunas

¿Cómo se puede utilizar la almohada según la forma?

Almohada de cuña: destinada fundamentalmente a dar soporte al vientre cuando se duerme de lado o boca abajo, aunque se puede utilizar como almohada estándar para facilitar la respiración.

Puede colocarse debajo de la barriga o detrás de la espalda para brindar el apoyo necesario. También se utiliza debajo de las rodillas para aliviar la tensión en la espalda o para elevar las piernas y evitar hinchazones.

Ayudará a aliviar la acidez y el reflujo, ya que eleva la cabeza por encima de la altura media del cuerpo.

Almohadas de longitud completa: son largas y permiten envolver los brazos y piernas alrededor de ellas, proporcionando un cojín a todo el cuerpo. Ofrecen comodidad a los brazos y las piernas y sostienen la barriga, pero no se pueden colocar debajo del vientre. 

Es un almohada adecuada para acoger y abrazar, pero no brinda una cantidad significativa de apoyo a la espalda, a diferencia de otras almohadas para embarazadas.

Almohada en forma de C o semiluna: su diseño hace que cabeza, vientre, espalda y piernas queden bien apoyados, protegiendo la columna vertebral. Es cómoda para mujeres a quienes les gusta dormir en posición de “montar”.

La cabeza se coloca en la parte superior de la almohada y se desliza la espalda hacia la curva, mientras las piernas rodean la parte inferior.

Almohada en forma de U: apropiada para quien prefiere dormir boca arriba pero no puede hacerlo en esta posición debido al aumento del tamaño del vientre. Ofrece apoyo a todo el cuerpo, incluida la barriga y la espalda.

La cabeza se coloca en la parte superior de la almohada y el cuerpo en el interior de ésta. Las piernas pueden envolver uno de los lados.

Pero el uso de estos almohadones no se limita únicamente a la cama a la hora de dormir. Algunos modelos también se pueden utilizar para sentarse o para descansar las piernas sin riesgo de comprimir el vientre.

Para sentarse se pueden usar envolviendo las caderas, como soporte de la zona lumbar, o colocados sobre el sofá o el suelo, permitiendo a la embarazada adoptar posiciones cómodas.

Cojín para embarazadas

¿Para qué se utiliza el cojín durante la lactancia?

El peso de la criatura no solo puede ser fatigoso en el embarazo sino también durante la lactancia, por lo que estas almohadas multifuncionales brindan apoyo firme a brazos y cuello durante el amamantamiento, facilitando adoptar posiciones más cómodas y seguras para la madre y el lactante.

El cojín permite a la madre estirarse con su bebé y sostenerlo sin poner en riesgo el cuello y las lumbares o sostenerlo a la altura adecuada preservando la espalda.

El almohadón para embarazo ayuda también al pequeño a mantener una posición correcta para que pueda sentirse cómodo y seguro.

¿Cómo se utiliza el cojín para sostener al bebé con seguridad?

Después del nacimiento, además de para amamantar, el almohadón para maternidad se puede utilizar para colocar confortablemente al bebé durante los momentos de reposo. Se puede poner al pequeño en diferentes posiciones:

– Acostado sobre la espalda el cojín acoge y protege al bebé

– Tendido sobre el vientre, a partir de los seis meses, favoreciendo sus capacidades psicomotrices

– Posición invertida para que el bebé, a partir de los 3 meses, aprenda a darse la vuelta solo

– Cuando la criatura empiece a aprender a sentarse, la almohada apoyada contra la pared le dará una mejor estabilidad

¿Es posible utilizar la almohada para embarazadas como protector de cuna?

Algunos modelos incluyen cordones que permiten atar la almohada a los laterales de la cuna para que cumpla la función de protector o reductor.

¿Por qué las almohadas habituales no funcionan en todas las mujeres embarazadas?

Algunas mujeres están acostumbradas a su almohada y se sienten cómodas usándola durante todo el embarazo, mientras que otras experimentan dolores o molestias con su almohada estándar.

Esto puede deberse a que las almohadas normales no brindan el apoyo necesario a una mujer embarazada, ya que no están diseñadas para cumplir esa función.

También te puede interesar: Los mejores sujetadores para dormir

¿En qué se diferencian las almohadas para embarazadas y las almohadas corporales?

Las almohadas para embarazadas están diseñadas específicamente para brindar apoyo a la forma y el tamaño cambiantes del cuerpo de las mujeres embarazadas. Tienen las curvas y contornos necesarios para adaptarse a la forma de una mujer embarazada.

En cambio, las almohadas corporales son largas y rectas, y aunque algunas mujeres embarazadas se sienten cómodas usando una almohada corporal, otras prefieren las específicas para el embarazo debido a su forma reconfortante y adaptable.

Si bien una almohada puede parecer insignificante en el esquema más amplio de cosas para una mujer embarazada, es un accesorio esencial que puede brindar mayor comodidad y apoyo. 

Es fundamental seleccionar el tipo de almohada adecuada después de evaluar las necesidades de la embarazada. La almohada apropiada también ayudará a reducir el dolor corporal y de espalda, causado por un aumento de peso durante el embarazo.

Sobre todo, garantizará que la futura mamá duerma cómodamente, lo que es fundamental para el bienestar de la madre y del bebé.

Deja una respuesta