Las mejores almohadas cervicales de 2021

Las mejores almohadas cervicales

En este artículo te proponemos las que para nosotros son las mejores almohadas cervicales del mercado. Te aportamos una comparativa y también algunos consejos acerca de lo que debes tener en cuenta a la hora de comprar una almohada cervical.

Optar por una almohada cervical es algo que debes considerar tanto si padeces de dolores cervicales o lumbares como si no. Este tipo de almohadas pueden prevenir el dolor o aliviarlo. 

El dolor de cuello y de espalda, a menudo es causado por una mala posición al dormir lo cual ejerce mucha presión en el cuello. Cuando el cuello está desalineado con la columna, se crea tensión y también dolor.

Una buena manera de evitarlo o corregirlo es empezar por usar una almohada cervical, además de un buen colchón. Sin embargo, no todas las almohadas que se venden como tales serán las más adecuadas para ti.

Debes tener en cuenta varios factores a la hora de comprar una almohada cervical para garantizar que ésta es la más adecuada en función de tu posición para dormir, tu morfología, y otras consideraciones que te explicaremos más abajo.

El objetivo es conseguir un correcto alineamiento de tu columna vertebral y un descanso óptimo.

Para ello te proponemos un listado con las mejores almohadas cervicales y una guía de compra para que sepas detectar cuáles son las que más te convienen.

Comparativa de las mejores almohadas cervicales

EL MÁS VENDIDO
 Power of Nature

PROS

  • Cómoda
  • Hecha con materiales de calidad
  • Garantiza la correcta alineación de las cervicales
  • Transpirable
  • Adecuada para dormir en todas las posiciones
  • Buena relación calidad precio

CONTRAS

  • Aunque es transpirables, hay almohadas con una mejor termorregulación
  • Para algunas personas que duermen boca abajo puede ser un poco alta
EL MÁS VALORADO
Supportiback

PROS

  • Buena relación calidad – precio
  • Garantiza una correcta alineación de la columna vertebral
  • Espuma de memoria que garantiza una buena adaptabilidad
  • Gel disipador y funda extraíble y lavable hipoalergénica
  • Recomendada para varias posturas

CONTRAS

  • Dureza alta
  • Precio por encima de la media
EL MÁS BARATO
Topenemer

PROS

  • Su precio
  • Buena ergonomía
  • Su adaptabilidad a la forma del cuerpo
  • Viene con una funda transpirable y lavable

CONTRAS

  • No es hipoalergénica
  • Es menos transpirable que otras competidoras

Las mejores almohadas cervicales

Power of Nature

 Power of NatureVer más

La Power of Nature es todo un éxito de ventas, y con razón!! Es sin lugar a dudas una de las mejores almohadas cervicales del mercado.

Está diseñada para garantizar una perfecta alineación de la cabeza, el cuello, espalda y hombros, sin renunciar ni un ápice a la confortabilidad.

La espuma de memoria se adapta a la curva natural del cuerpo garantizando esta alineación tan necesaria para dormir en una postura saludable aliviando la rigidez de espalda y también ayudando con esos molestos ronquidos.

Además a diferencia de otras almohadas cervicales, con esta podrás dormir plácidamente en cualquier posición. Ya sea que duermas de espaldas, de lado, o incluso boca abajo, tendrás un sueño profundo y reparador, y te levantarás sin dolores de espalda.

Otra cosa que apreciamos es que venga con una funda transpirable que ayuda a que la almohada acumule el calor corporal y se moje como resultado del sudor. Esta funda es fácilmente extraíble y se puede lavar en la lavadora.

PROS
  • Cómoda
  • Hecha con materiales de calidad
  • Garantiza la correcta alineación de las cervicales
  • Transpirable
  • Adecuada para dormir en todas las posiciones
  • Buena relación calidad precio
CONTRAS
  • Aunque es transpirables, hay almohadas con una mejor termorregulación
  • Para algunas personas que duermen boca abajo puede ser un poco alta
Comprar (ver precio)

Supportiback

SupportibackVer más

Esta almohada ortopédica terapéutica ha sido diseñada por médicos ortopedas para aliviar los dolores de cabeza, cervicales, hombros y espalda en general.

También es adecuada para usarse durante la recuperación de cirugías, para quienes tienen problemas discales y para aliviar ronquidos. 

Su efectividad reside en su diseño ergonómico, y sobre todo en sus compuestos. Esta hecha con espuma de memoria de alta densidad que se adapta a tu cabeza y cuello, y también a tus movimientos mientras duermes.

La almohada Supportiback está especialmente diseñada para garantizar la correcta alineación de tu columna vertebral.

Así, con una postura correcta se evitan esos dolores de cabeza o espalda al dormir que suelen provocar las malas posturas que adoptamos durante nuestras horas de sueño.

Otra de sus grandes ventajas es que es una almohada fresca que no se calienta y no retiene el sudor como pasa con muchas almohadas cervicales.

Esta almohada viene con un gel disipador y una funda transpirable, hipoalergénica y resistente a los ácaros, que garantizan una correcta función termorreguladora.

Dormirás con comodidad y sin pasar calor, incluso en esos días de verano en los que el termómetro se dispara.

Como broche final tendrás la oportunidad de probarla durante 30 días y devolverla sin dar explicaciones si no te convence. Y como regalito extra un ebook sobre salud y espalda.

PROS
  • Buena relación calidad – precio
  • Garantiza una correcta alineación de la columna vertebral
  • Espuma de memoria que garantiza una buena adaptabilidad
  • Gel disipador y funda extraíble y lavable hipoalergénica
  • Recomendada para varias posturas
CONTRAS
  • Dureza alta
  • Precio por encima de la media
Comprar (ver precio)

Topenemer

TopenemerVer más

En esta comparativa de las mejores almohadas cervicales también queremos recomendarte una barata, aunque no por ello de mala calidad.

La Topemer es una almohada que destaca, además de por su precio, accesible a todos los bolsillos, por su particular forma, que está a medio camino entre las almohadas cervicales tradicionales y las que adoptan una forma de mariposa.

Su particular diseño ergonómico se adapta perfectamente a tus curvas, tanto de la cabeza como la de cuello y hombros.

La espuma con memoria de la que está hecha mantiene el cuello y la columna vertebral perfectamente alineados para aliviar el dolor mientras duermes y es capaz de distribuir el peso uniformemente para evitar tensiones en puntos concretos.

La almohada viene con una funda transpirable hecha de algodón y poliéster de alta calidad que se puede lavar con normalidad en la lavadora.

En definitiva, es un producto que cumple perfectamente con lo que se espera de una almohada cervical a un precio francamente competitivo.

PROS
  • Su precio
  • Buena ergonomía
  • Su adaptabilidad a la forma del cuerpo
  • Viene con una funda transpirable y lavable
CONTRAS
  • No es hipoalergénica
  • Es menos transpirable que otras competidoras
Comprar (ver precio)

Guía de compra. ¿Qué almohada cervical comprar?

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de elegir una almohada cervical?

Para seleccionar tu opción ideal entre las mejores almohadas cervicales debes tener en cuenta estos criterios:

1. El tamaño

El tamaño es el primer criterio a tener en cuenta. Dependiendo de la posición en la que duermas, debes elegir la almohada de un tamaño u otro. Cuanto más se adapte el tamaño de la almohada a tu forma de dormir, más efectos positivos tendrá para la calidad del sueño.

Así si duermes de lado lo ideal es una almohada que tenga unos 9 centímetros de grosor, si duermes boca abajo entre 5 y 9 centímetros, y su duermes boca abajo escoge una almohada más plana de como máximo 5 cm de espesor.

2. Comodidad ¿más firme o más suave?

El objetivo de la almohada es ofrecer a su usuario mejores noches, por lo que es importante estar cómodo con ella. Va en función de los gustos personales el escoger una más firme o más suave.

Sin embargo, hay que tener presente que las almohadas cervicales poseen unas densidades semejantes dado que su finalidad es mantener de manera ergonómica y terapéutica una postura al dormir idónea.

Asimismo, una firmeza media es la ideal de cara a proporcionar una ergonomía adecuada para tu salud, a la par que una presión óptima que facilita la circulación sanguínea.

3. El precio

El precio también es un elemento a considerar. No todo el mundo tiene el mismo presupuesto. Sin embargo, vale la pena considerar la compra de buena almohada como una inversión para tu salud, especialmente porque si adquieres una de calidad te durará algunos años.

4. La marca

Aunque no es un factor que tenga que ser esencial en tu decisión, sí es cierto que algunas marcas tienen una reputación establecida por la calidad de sus productos. Escoger alguna de las marcas líderes del mercado es un plus de garantía de que recibirás un buen producto.

5. Higiene

Siempre es mejor que la almohada que vayas a comprar tenga una funda extraíble, lavable a mano o a ser posible con la lavadora. Si esto no es posible, siempre puedes comprar una cubierta protectora adicional.

Una funda y un protector son vitales para evitar las manchas amarillas de las almohadas y garantizar una correcta higiene de la misma

Ten en cuenta que a cuanta más temperatura puedas lavar la funda de tu almohada, más protegerá contra posibles alergias. Para las personas con alergias es mejor decantarse por una almohada hipoalergénica y antiácaros.

¿Qué es una almohada cervical?

El objetivo principal de las almohadas cervicales es garantizar una buena alineación de la columna vertebral, desde la base de la cabeza hasta la pelvis, incluyendo las vértebras cervicales.

Tienen una forma específica compuesta por dos lóbulos en los lados que tienen diferentes alturas que garantizan el mejor apoyo para tus vértebras cervicales. Por otro lado, la parte central es hueca. Este último es esencial y se utiliza para descansar la cabeza.

Ventajas y desventajas de las almohadas cervicales

Tener una buena almohada y un buen colchón ayuda a reducir o eliminar la incomodidad de una noche de sueño y tiene beneficios para tu salud.

Algunos estudios sugieren que este tipo de almohadas ergonómicas pueden reducir la rigidez debida al dolor de cuello y hombro, y aportan un sueño más placentero y descansado.

La buena posición que proporcionan estas almohadas permite una mejor irrigación del cerebro y, por lo tanto, alivia las migrañas y los dolores de cabeza.

Además, como hemos visto anteriormente, las almohadas ergonómicas también ofrecen una buena alineación de la columna vertebral, reduciendo así las diversas patologías que se asocian con la mala posición durante la noche.

Sin embargo, este tipo de almohada tiene algunas desventajas. En primer lugar, su precio, ya que por lo general es más alto que el de una almohada más convencional.

En segundo lugar, debido a  su particular forma, puede provocar cierta dificultad de adaptarse a ella para algunas personas, y sea necesario algún tiempo familiarizarse con ella.

Algunas personas no están acostumbradas a tener la columna cervical alineada y tienen dificultades para encontrar una posición cómoda. Si es tu caso, ten paciencia. El proceso de adaptación puede llevarte varios días.

¿Por qué comprar una almohada cervical?

Varios estudios han demostrado que el sueño insuficiente y de mala calidad provoca una amplia gama de problemas médicos, desde la obesidad y la diabetes hasta una mayor sensibilidad a los resfriados.

Confirman la eficacia de una almohada ergonómica, no sólo para mejorar la calidad del sueño, sino también para aliviar puntos de dolor comunes como el dolor de cuello y espalda, la acidez estomacal, los ronquidos e incluso la apnea del sueño.

El uso más común de las almohadas ergonómicas es para el dolor de cuello crónico y los dolores de cabeza.

La espondilosis cervical, o la degeneración natural de los discos en el área del cuello de la columna vertebral debido a la edad, es una causa común de dolor crónico en el cuello.

Se ha demostrado que una almohada cervical puede reducir las molestias y mejorar la movilidad del cuello en tan sólo cuatro semanas.

Del mismo modo, pueden reducir el dolor de cuello debido a la hiperlordosis cervical, la excesiva curvatura hacia adentro del cuello, que indica una mala postura.

En definitiva, las almohadas cervicales proporcionan un mejor soporte para la cabeza y su correcta alineación con el resto del cuerpo, incluyendo la columna vertebral.

Manteniendo una postura adecuada para dormir, conseguirás noches de sueño más reparadoras y los efectos en tu bienestar se dejarán notar de inmediato.

¿Cómo es la almohada cervical perfecta?

Para escoger la mejor almohada cervical es necesario elegir la que se adapte mejor a tu morfología. Cada persona es diferente y la misma almohada no es adecuada para todos.

La almohada no tiene que ser necesariamente tan grande como sea posible para asegurar que su cabeza esté bien apoyada. Los profesionales de la salud, como fisioterapeutas y osteópatas, recomiendan que el lóbulo más alto de las almohadas cervicales no supere los 11 cm.

El peso también es un elemento a considerar. La almohada debe tener un poco más de un kilogramo. Una almohada demasiado pesada será más densa y por lo tanto potencialmente demasiado firme, mientras que una almohada ligera será justo lo contrario, demasiado suave y por lo tanto pierda esa firmeza necesaria.

Si tienes la posibilidad de elegir una con contornos de termogel, no lo dudes. Esta nueva tecnología te permite mantener una buena adaptabilidad a tu anatomía para un soporte extra y una mejor regulación de la humedad y el calor para aquellos que tienden a sudar mucho por la noche.

Otra cosa a tener en cuenta es que la almohada más cara no es necesariamente la más efectiva

¿Cuánto cuesta una almohada cervical?

Hoy en día, el precio de las almohadas cervicales se ha vuelto muy asequible. Podrás encontrar almohadas ergonómicas para las cervicales de muy buena calidad por unos 30 euros, mientras que las de ama alta se sitúan alrededor de los 90 euros.

Nuestro consejo: elije una almohada de alta calidad. No escatimes en gastos en algo que te aportará tantos beneficios para tu descanso y para tu salud. .

¿Qué grosor debe tener tu almohada cervical?

El grosor es un elemento clave para que tu cabeza repose adecuadamente. Al respecto hay que tener en cuenta que tu posición para dormir influirá en gran medida en esta elección.

Si duermes de lado, tendrás que elegir una almohada cervical alta para que tu cabeza se eleve lo suficiente como para mantener tu columna vertebral recta. Lo ideal sería que la almohada tuviera unos 9 centímetros de grosor.

Si duermes boca arriba, la almohada debe ser un poco más fina o de lo contrario tu cabeza puede estar demasiado alta.

Si duermes boca abajo, la posición menos saludable para el dolor, la mejor almohada para tu posición debe ser bastante más plana, de no más de 5 centímetros. 

Deja una respuesta