Cómo dormir con una fractura de húmero

Cómo dormir con una fractura en el húmero

Dormir con una fractura en el húmero puede resultar especialmente incómodo y doloroso. Es una lesión frecuente que puede dificultar el sueño. Por eso no es de extrañar que nos  preguntemos cómo dormir con una fractura de húmero si padecemos esta lesión. 

El húmero es el hueso más largo del brazo. Formando parte importante de la extremidad superior, enlaza con la escápula por arriba a través del hombro. En su parte inferior, este hueso se articula con el cúbito y el radio, por medio de la articulación del codo. 

Una lesión frecuente en este hueso es la fractura de húmero, muy común en personas que padecen osteoporosis o ancianos que sufren caídas.

Dormir con una fractura de húmero

Cuando se produce, frecuentemente hay que proceder a una inmovilización mediante una férula, escayola o cabestrillo, que facilite su curación en el menor tiempo posible. El tiempo de inmovilización es variable según la gravedad de cada lesión específica. Se puede hablar de una media de entre 3 a 10 semanas. 

La lesión es bastante incapacitante, porque, aparte de provocar dolor, produce una debilidad muscular que hace imposible alzar el brazo o girarlo. Por eso dormir con una fractura de húmero puede resultar especialmente incómodo.

El mayor riesgo asociado que tiene una fractura de húmero es la posible lesión del nervio radial, que pasa muy cerca del hueso. Este tiene importantes funciones, como subir la mano.

Es una lesión bastante dolorosa y eso hace que sea complicado encontrar una posición cómoda para dormir. Es normal que se interrumpa el sueño, especialmente en las primeras semanas que siguen a la lesión. Sobre todo la primera semana es especialmente delicada en cuanto al dolor.

Cómo dormir con una lesión de húmero

El descanso es algo fundamental para la curación y restauración de la zona dañada. Sin embargo, con una fractura de húmero dormir es algo que se complica por dos problemas concurrentes.

Uno de ellos es encontrar la postura más adecuada para no dañar aún más el brazo lesionado. Otro problema es que al mismo tiempo, sea una posición con la que se pueda conciliar el sueño.

Hay unas pautas generales a seguir en una fractura de húmero. Salvo prescripción médica no se debe prescindir del cabestrillo a la hora de dormir.

Suele ser incluso conveniente llevarlo, ya que puede evitar la adopción de posturas desaconsejadas en el momento de moverse durante el sueño. Si sostiene con firmeza hombro y brazo elimina las preocupaciones de que el brazo se mueva y genere dolor durante el sueño.

Lo cierto es que dormir con una fractura de húmero ofrece pocas posibilidades a la hora de elegir una posición. Respecto a esta cuestión, es importante evitar la acumulación de sangre en la zona fracturada. 

Para ello, es muy conveniente que el brazo se encuentre más elevado que el corazón. Como se hacía años atrás cuando algunas camas de hospital tenían poleas para elevar miembros con estas dolencias.

Manteniendo en alto la zona afectada se facilita el drenaje de los líquidos que se podrían acumular cuando no existen movimientos libres. Procurar que el brazo descanse por encima del nivel en que se encuentra el corazón. Esto supone una manera sencilla de evitar que se forme un edema, una hinchazón causada por la acumulación de líquidos. 

Esto no solo causaría dolor en el hueso, lo que dificulta conciliar el sueño, sino que también ralentiza el proceso de curación. Por eso, la posición tiene un importante papel en la calidad y velocidad de la recuperación.

Las mejores posiciones para dormir con fractura de húmero

Cómo dormir con una lesión de húmero

Probablemente la mejor posición, la más cómoda para la mayor parte de los afectados, sea dormir boca arriba, sobre la espalda, con un brazo un poco más elevado que el resto del cuerpo, merced a una serie de almohadas o cojines. 

Estos sirven también como un tope físico y suave, para evitar el reposo indebido del brazo sobre una superficie dura. El principal beneficio de dormir boca arriba es que existe menos riesgo de darse la vuelta sobre el brazo mientras se está en pleno sueño.

Es importante evitar que el propio peso del brazo fuerce la rotación del brazo hacia delante o que podamos rodar, sobre brazo u hombro dañados. Para evitarlo, una buena solución es colocar una almohada paralela al cuerpo. Ha de contar con la firmeza y ancho suficientes como para poder apoyar el peso del brazo que queda hacia arriba, sin que se hunda. 

Hay que tener en cuenta que en los primeros días el brazo estará muy sensible. Una caída de unos 20 centímetros desde la almohada hasta el colchón puede producir un dolor intenso.

También se puede hacer una barrera de almohadas, colocando algunas junto al lado lesionado o detrás de él, lo que evitará rodar. Otra opción sería colocar la cama contra una pared y colocar en ese espacio, con cuidado, el brazo dañado.

Otra opción a la que se puede recurrir para encontrarse algo más cómodo en la cama con una fractura de húmero es dormir de lado. En este caso, siempre habrá que descansar sobre el hombro y brazo sanos. Una importante ventaja respecto a esta postura es que eleva de forma natural el brazo dañado bastante por encima del corazón.

Sería muy conveniente, para dormir de lado, utilizar una almohada específica para esta posición.

Una buena opción es colocarse abrazado a una almohada corporal completa, diseñada especialmente para las personas que duermen habitualmente de lado. Además, dependiendo de la postura elegida o con la que se pueda descansar mejor, pueden ser necesarios más o menos cojines y almohadas.

Las anteriores serían posiciones indicadas para quienes pueden dormir en una cama en una posición normal. Algunas personas con fractura de húmero no son capaces de soportarlas. 

Para ellos, sobre todo en los primeros días de la lesión, es más cómodo permanecer en una postura que les coloque casi sentados en la cama, portando el cabestrillo durante la noche. Se puede intentar colocar el respaldo de la cama semi incorporado, colocando cojines o almohadas debajo de la parte alta de la espalda.

Como esa posición de unos 45º de inclinación puede ser buena solución para aliviar el dolor y ayudar a conciliar el sueño. También se puede prescindir de la cama y dormir en algún sofá reclinable para estar más cómodos. 

Sin duda, aunque supone una inversión importante, el mejor descanso se conseguirá utilizando una cama articulada, con un colchón adaptado.

Puede que te interese leer los mejores colchones del mercado

Otras consideraciones para dormir con fractura de húmero

Otras consideraciones para dormir con una fractura de humero

Dormir con una fractura en el húmero ya es lo suficientemente incómodo como para complicarlo con la compañía de otras personas en la cama. Especialmente en los primeros días, es casi imprescindible dormir solo. 

Pareja, niños e incluso mascotas estarán mejor fuera de la habitación, al menos durante las primeras noches. Con ello se pueden evitar problemas por los dos lados, tanto daños en el brazo propio como los que se podrían causar al otro con el duro yeso de la escayola. 

Si, no obstante, se duerme con compañía se puede colocar una almohada que sirva de separación física hasta que la recuperación esté más avanzada. También es conveniente procurar colocarse en medio de la cama para no tener el peligro de caer al suelo en medio de la noche.


Te puede interesar


Foto: Shutterstock

Deja una respuesta