¿Es malo dormir con plantas?

Dormir con plantas

¿Es malo dormir con plantas? Pocas personas habrá que no hayan oído en alguna ocasión que dormir con plantas es peligroso. La razón que se aduce es que, por la noche, las plantas “nos roban el oxígeno” de alrededor y a cambio expulsan dióxido de carbono. Esta creencia popular tiene cierta base, porque es una media verdad.

Es cierto que durante el día las plantas realizan la fotosíntesis, generando oxígeno y absorbiendo el dióxido de carbono del aire.

La planta aprovecha los rayos de sol y el agua para alimentarse y crecer, utilizando la clorofila de sus hojas para consumar esos procesos químicos.

En estos procesos es cuando liberan un producto de desecho que es el oxígeno, tan importante para la existencia de todos los seres vivos.

También es cierto que, por las noches, ante la carencia de luz solar o artificial, la mayor parte de ellas invierten el proceso.

¿Es malo dormir con plantas en la misma habitación?

¿Quiere eso decir que es peligroso dormir con plantas en la misma habitación? Pues no, en realidad no hay ninguna razón para asegurar que sea malo para la salud dormir con plantas.

El motivo es que las cantidades de oxígeno que consumen las plantas, en comparación con el que consumen los seres humanos, son verdaderamente ínfimas.

Al ser una cuestión tan debatida tradicionalmente, una institución tan prestigiosa como la NASA (National Aeronautics and Space Administration) se decidió a realizar un completo estudio. 

Se trataba de una serie de experimentos encaminados a saber definitivamente si permanecer en una habitación cerrada con plantas durante el descanso nocturno puede conllevar una escasez de oxígeno para las personas.

El estudio se hizo, además, en un invernadero, donde la concentración de dióxido de carbono podía ser muchísimo más alta que en un simple dormitorio con un par de macetas. Las evidencias fueron muy claras.

A ninguna persona le faltó oxígeno mientras dormía ni tuvo ningún tipo de problemas respiratorios.

En conclusión, ya tenemos un argumento sólido y científico para asegurar que no resulta peligroso dormir con plantas, ni estas afectan al sueño, salvo en casos muy extremos.

En el fondo, tiene su lógica, si tenemos en cuenta que la cantidad de oxígeno que utilizan las plantas es mucho menor que la que absorben tanto la persona que quizás duerme a nuestro lado, o las mascotas con las que frecuentemente compartimos el dormitorio.

No nos produce ningún reparo dormir con ellos ni suponemos que presenten algún riesgo. Tampoco debiéramos tener miedo a dormir con plantas.

En término medio se puede decir que durante una noche las plantas podrían llegar a consumir un 0,1% del oxígeno de una habitación, mientras que una persona consumiría entre el 2 y el 3% del mismo.

Beneficios de dormir con plantas

Es malo dormir con plantas

Ya sabemos que no es ni peligroso ni malo dormir con plantas en el dormitorio. Pero podemos ir más allá e incluso se puede asegurar que dormir con plantas puede resultar beneficioso. 

Además, resulta que algunas muestran la tendencia contraria y expulsan oxígeno por la noche, como ocurre con la piña, algunos cactus y orquídeas.

Este tipo de plantas absorben y almacenan durante la noche el CO2 esperando hasta los primeros rayos de luz para poner en marcha la fotosíntesis. Por eso, son consideradas como buenos purificadores de aire nocturno que filtran elementos tóxicos.

Indudablemente, tener plantas contribuye a dar un aire más acogedor y agradable a la estancia, aportando estéticamente una imagen hermosa. Las plantas dan sensación de vida y son un excelente elemento decorativo.

Pero, además, las plantas desprenden aromas que hacen que el entorno resulte más agradable.

Por otra parte, algunas de ellas pueden ayudar a conciliar el sueño mejor durante la noche, acompañan al descanso y lo facilitan. Esto es porque reducen el estrés y proporcionan mayor tranquilidad, contribuyendo a la relajación.

Resultan buenas para la salud mental, especialmente en estados de depresión, mejoran el estado de ánimo. Sus formas y colores alegran los sentidos, aportan sensación de bienestar, dan sensación de optimismo y vitalidad y aportan un impacto mental positivo.

Hay que recordar que es costumbre bastante generalizada la de llevar al hospital plantas para el dormitorio de mujeres que acaban de dar a luz o personas que están enfermas.

Dentro de sus beneficios generales para la salud, también purifican y revitalizan el ambiente, mejorando las alergias. Pueden regular la temperatura y humidifican el aire, algo especialmente importante en zonas de clima seco.

Mientras que en verano refrescan la habitación, durante el invierno proporcionan una sensación de calidez.

Algunas plantas, incluso, resultan un eficaz repelente de insectos y mosquitos (como la citronella) y colocándolas en la ventana del dormitorio aseguran un descanso más relajado.

Las plantas más beneficiosas para colocar en el dormitorio

Hemos visto que no es malo dormir con plantas, sino que por el contrario incluso puede tener algunos beneficios.

Evidentemente, por sí solas las plantas no van a ser capaces de curar el insomnio u otras enfermedades que impidan un sueño reparador. Pero, sí que pueden ayudar a dormir mejor.

Si te decides por poner alguna, estas son algunas de las plantas más adecuadas para compartir dormitorio:

1. Lavanda

Es una planta muy conocida en la labor de reducir la ansiedad e inducir al sueño. Es muy frecuente su uso en aromaterapia, porque su aroma es muy relajante.

Su fragancia tiene propiedades para ralentizar el ritmo cardiaco, inhibe la producción de cortisol -la conocida como hormona del estrés- y baja la presión arterial.

Se dice que incluso su aroma puede calmar el llanto de los bebés.

2. Valeriana

Aunque igual que sucede con la lavanda no es frecuente encontrarla como una planta decorativa, es otra de las ideales para el dormitorio, pues su aroma ayuda a dormir bien, al igual que ocurre con sus hojas en infusión.

Su uso como relajante es muy antiguo y se atribuye su descubrimiento medicinal al famoso médico romano Galeno.

2. Jazmín

Planta exótica con unas hermosas flores a cuyo aroma se atribuye propiedades óptimas para relajar el cuerpo y la mente, al tiempo que reduce la ansiedad y mejora la calidad del sueño. 

Es muy apreciada por la aromaterapia por sus reconocidas capacidades relajantes, analgésicas, antidepresivas y afrodisíacas.

Plantas para el dormitorio

3. Sanseviera

También conocida como planta serpiente, espada de San Jorge o lengua de suegra. Es una de las plantas que cumplen su función de manera inversa, es decir, por la noche absorben dióxido de carbono al tiempo que emiten oxígeno.

Está reconocida como una de las plantas con mayor capacidad de purificación del aire, pudiendo limpiarlo de partículas de tricloroetileno, benceno o formaldehído, así como sustancias tóxicas presentes en productos de limpieza, adhesivos o esmaltes.

Al mismo tiempo, es una planta muy resistente, con fama de ser virtualmente indestructible.

4. Aloe Vera

Una planta muy indicada para tener en casa por sus fantásticas propiedades, ideal para curar heridas y quemaduras en la piel.

Además, la propia NASA ha calificado a esta planta como una de las mejores en la función de purificar el aire, ya que también emite oxígeno por la noche y promueve un sueño más profundo y reparador.

Además, es una de las plantas con cuidados más sencillos, bastando con un riego periódico y una fuente de luz cercana.

5. Gardenia

Con sus características hojas brillantes y flores blancas perfumadas las gardenias son muy adecuadas para los dormitorios, puesto que hay algunos estudios que reconocen su utilidad para conciliar un sueño de más calidad.

Aportan una buena dosis de belleza y emiten un agradable e intenso perfume. Su efectividad ha sido comparada, en ocasiones, con la de un Valium. Su única pega es que son un tanto difíciles de mantener.

6. Hiedra inglesa

Se han llevado a cabo estudios respecto a su posible utilidad para los pacientes de asma, que han concluido con su efectividad para mejorar los síntomas de esta enfermedad, así como las alergias.

Muy indicada para mejorar la calidad del sueño de las personas con dificultades respiratorias. Se le ha reconocido la capacidad de eliminar hasta casi un 80% del moho presente en el aire en tan solo medio día.

7. Lirio de la paz

Otra de las plantas estudiadas y catalogadas por la NASA, que ha reconocido sus virtudes como purificadora del aire, ayudando a filtrar elementos dañinos y tóxicos como el formaldehído, el benceno o el tricloroetileno.

También suprime microbios aéreos que provocan alergias, al tiempo que alivia garganta y nariz secas (aumenta muy levemente la humedad de la habitación).

Deja una respuesta