¿Es malo dormir con sujetador?

Es malo dormir con sujetador?

Desde hace bastante tiempo se viene debatiendo si es malo dormir con sujetador o si ofrece algún tipo de ventajas. Conocemos mitos bastante antiguos que aseguraban que los pechos no crecen de noche si se lleva puesto el sujetador o que si no se duerme con él los senos pierden firmeza.

Esa opinión estaba sustentada incluso por muchas estrellas del cine que afirmaban que vestir un sujetador por la noche durante el sueño puede ayudar a prevenir la flacidez futura de los senos y hacerlos más firmes.

En realidad, ahora que disponemos ya de investigaciones serias dedicadas a comprobar que hay de cierto en esas creencias populares, podemos asegurar que esos mitos son falsos.

Está demostrado científicamente que dormir sin el sostén no afecta de ningún modo a la forma y la firmeza de los senos y desde luego que tampoco se van a deformar por dormir con ellos sueltos.

Al estar en posición horizontal las copas o aros no suponen ninguna mejora respecto a la caída del pecho. Esa caída está relacionada con el grosor y la elasticidad de la piel de cada persona, así como las características de los ligamentos de la mama.

Resuelta esa cuestión, en términos generales, más allá de que pueda ser o no más cómodo, no se puede asegurar de forma concluyente que sea beneficioso o perjudicial dormir con esta prenda.

Según las estadísticas, actualmente cerca de un 80% de mujeres utilizan el sujetador durante el día. Para saber si deben seguir con él durante el sueño, habrá que atenerse a casos y circunstancias específicos.

Eso no quiere decir que los médicos no reconozcan que, si no hay algún tipo de condicionantes, siempre resulta mejor dormir sin sujetador, porque los pechos necesitan un poco de libertad de movimientos.

Además, según estos especialistas, es ideal prescindir durante un buen número de horas de esta prenda. De hecho, lo recomendable sería no usarlo más de siete horas diarias.

¿Es malo dormir con sujetador? Perjuicios de dormir con sujetador

Perjuicios de dormir con sujetador

Es cierto que dormir con sujetador puede ser, en algunos casos y siempre que el sujetador no sea adecuado, perjudicial para ciertos aspectos de la salud.

En estos casos, dormir con sujetador puede afectar negativamente al descanso y a la calidad del sueño. Se citan como circunstancias y situaciones que aconsejan dormir sin sujetador las siguientes:

  • El sujetador contribuye a una hiperpigmentación en la piel, incidiendo en la decoloración cutánea, produciendo un tono desigual de la piel o la aparición de manchas de color oscuro. La hiperpigmentación se produce por un aumento de melanina en una zona determinada de la piel. Esta melanina está en la capa más externa y determina su color con la producción de células llamadas melanocitos. Los sujetadores ajustados provocan fricción, irritación y daños en determinadas zonas y esto estimula los melanocitos, pigmentando más la zona.
  • Dormir con sostén no favorece una respiración adecuada. Ya de por sí, el estar en posición horizontal a la hora de dormir hace que las vías respiratorias superiores se estrechen, dificultando la llegada de aire a los pulmones. Llevar ropa ajustada que limite el movimiento del pecho incrementa esos problemas.  En concreto, el sujetador se ajusta alrededor de la caja torácica, evitando que esta se pueda expandir por completo. Como resultado, la respiración nocturna se hace más superficial y eso redunda en menor entrada de oxígeno en el organismo.
  • Si se tiene poco pecho, el sujetador no cumple ninguna función concreta, por lo que se puede prescindir completamente de él y dormir de forma más cómoda.

Circunstancias concretas en las que es indicado dormir con sujetador

  • Cuando la talla de pecho es bastante grande, ya que dormir sin sujetador puede resultar molesto e impedir un buen descanso. Si el pecho está bien sujeto, se moverá a la vez que lo haga el cuerpo, siguiendo su compás. Además, si no está sujeto y baila a su aire es más propenso a que se formen estrías.
  • En los casos en los que se sienta una especial sensibilidad en el pecho. Esto ocurre algunas veces durante la regla y muy frecuentemente durante el embarazo y el posterior periodo de lactancia.
  • En estas etapas relacionadas con la maternidad el pecho aumenta notablemente, pudiendo resultar molesto si queda suelto. Eso sí, se recomienda un sujetador adecuado y especial para esas situaciones.
  • Por prescripción médica tras someterse a una operación de cirugía, que indica que los primeros meses será obligatorio llevar un sujetador específico, para proteger los tejidos, minimizar el dolor y evitar posibles infecciones.

Para dormir se deben utilizar sujetadores especiales

Circunstancias concretas en las que es indicado dormir con sujetador

En cualquier caso, aquellas que decidan dormir con sujetador deberán cuidar sobre todo que utilicen la talla adecuada. Tampoco vale el sujetador que se usa a diario, porque hay sujetadores para dormir específicamente diseñados para utilizar en la cama durante la noche.

Además de estar fabricados con un material transpirable y respetuoso con la piel, se distinguen por llevar el menor número de costuras posible y nunca por la zona interior. No suelen llevar corchetes en la espalda, pero si es así, serán acolchados y estarán forrados.

Estos sujetadores cuentan con la forma más adecuada para separar convenientemente los senos, evitando la compresión de los mismos. No oprimen, de modo que el pecho está sujeto pero sin apretarlo. No llevan aros o varillas que dejen marcas en la piel y lleguen incluso a hacer heridas.

Se puede dormir con la tranquilidad de que no se vea afectada la circulación de la sangre. Además, los movimientos son más libres durante la noche. En definitiva, esta es la mejor opción para dormir con sujetador, y a la vez lo más parecido a dormir sin él.

Foto: Shutterstock

Deja una respuesta