Las mejores infusiones para dormir

Las mejores infusiones para dormir

Si en ocasiones tienes problemas para conciliar el sueño en el siguiente artículo te hablaremos sobre las mejores infusiones para dormir.

Para recuperar la energía necesaria para el día a día es esencial dormir las horas recomendadas. Sin duda, un sueño reparador es trascendental para una vida saludable.

A veces, las exigencias de la vida diaria y el estrés que conllevan las actividades diurnas promueven una elevada actividad cerebral que hace difícil conciliar el sueño y permanecer profundamente dormido durante toda la noche.

Una buena idea para irse a la cama con la tranquilidad de tener por delante un sueño reparador es prepararse una infusión relajante, una bebida líquida caliente que permite que los componentes sean absorbidos mejor por el organismo.

Plantas hay muchas y muy beneficiosas y suponen una solución natural para atenuar los estados nerviosos sin necesidad de consumir productos químicos que presenten molestos efectos secundarios.

Son remedios utilizados por el ser humano desde tiempos inmemoriales, que se han confirmado como beneficiosos para el organismo sin grandes contraindicaciones.

Además, su valor terapéutico está reconocido por las autoridades sanitarias con este fin.

Lo mejor es consumirlas poco antes de irse a la cama, para empezar a notar sus efectos antes de afrontar el sueño.

También es posible mezclar varias, para disfrutar de las propiedades de todas ellas sin que se pierda el deseado efecto sedante.

Las mejores infusiones para dormir

Estas son algunas de las mejores infusiones que te ayudarán a dormir rápidamente y mejor a lo largo de la noche son:

1. Valeriana (Valeriana officinalis)

Una de las mejores infusiones más conocidas para dormir, la verdadera “reina” de las hierbas relajantes y de las más efectivas, ya conocida por griegos y romanos.

Probablemente el primer remedio natural que se recomienda a las personas con problemas para dormir.

Desde el punto de vista farmacológico contiene beneficiosos alcaloides, ácidos fenólicos, flavonoides y taninos. Se usa principalmente para reducir la ansiedad y la irritabilidad nerviosa.

Eso la convierte en una excelente ayuda para dormir, pues actúa como un sedante suave sobre el sistema nervioso central que acelera el momento de dormir y favorece un sueño verdaderamente reparador y natural.

Su efectividad está comprobada científicamente y bastantes investigaciones avalan su uso para contrarrestar el insomnio.

Incluso la Organización Mundial de la Salud reconoce su función de sedante suave útil para mejorar algunas alteraciones del sueño.

Al contrario de otros remedios para luchar con este problema, no produce sensación de agotamiento o exceso de somnolencia. Además, nos permite despertarnos frescos.

Tiene otras importantes utilidades como combatir el dolor de cabeza, las diarreas, los vómitos y los cólicos. También ayuda a estabilizar el ritmo cardiaco.

Es bastante segura para consumir, sin efectos secundarios, aunque, como suele ser habitual, no está recomendada en niños de corta edad, ni en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

Igualmente, no debe mezclarse con alcohol, porque se potenciaría su efecto sedante.

2. Tila (Tilia)

Otra de las infusiones más populares para dormir y calmar los nervios, como poderoso sedante. Aunque algo menos efectiva que la valeriana, ayuda a conciliar el sueño profundo.

Bebida de origen oriental, la infusión se obtiene mediante el uso de las flores del árbol del tilo.

Se usa desde tiempos muy antiguos y persiste como uno de los elementos más comunes de la medicina popular tradicional.

Muy recomendada por los especialistas para reducir tensiones, aminorar estrés y ansiedad y combatir el insomnio.

La tila ofrece más propiedades medicinales, ayudando a bajar la tensión y presentando propiedades depurativas y diuréticas.

También se dice que calma molestias de estómago, mejora la salud de la piel y el cabello entre otros efectos positivos para el organismo.

Como con todas las hierbas medicinales no se recomienda en absoluto un consumo desmesurado. Como norma general, no se deben de tomar más de cuatro tilas al día.

3. Manzanilla (Matricaria chamomila)

Es una de las mejores infusiones naturales más conocidas y con más beneficios para el organismo, utilizada desde la antigüedad para todo tipo de problemas.

Para prepararla se utilizan las flores secas de la planta, que recuerdan a las margaritas.

Potente y muy efectiva, es una infusión perfecta para afrontar el estrés de una larga jornada laboral. Tiene un aroma intenso muy característico y es muy habitual tomarla con miel.

La manzanilla contiene un compuesto orgánico denominado apigenina, que libera un sedante suave que calma estados nerviosos y la hace ideal para alcanzar el relajamiento y dormir mejor. 

Combate el estrés, la ansiedad y la depresión, tres de los principales factores que inciden en la falta de sueño. El resultado es una mejora sustancial de la calidad del sueño, actuando de forma bastante rápida para su conciliación.

Además, es una planta muy efectiva para cuidar la salud en general, pues calma molestias estomacales, favorece la digestión y tiene propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, antiespasmódicas y analgésicas.

También está considerada como diurético leve que ayuda a prevenir el aumento de colesterol.

4. Pasiflora (Passiflora incarnata)

La pasiflora es una planta con una flor bastante llamativa, que también es conocida como pasionaria, granadilla o flor de la pasión.

Aunque ya era apreciada por los aztecas o los incas, no resulta tan conocida como las anteriores citadas en esta función de ayudar al sueño. 

Sin embargo, no se queda atrás en cuanto a su efectividad. Suele tomarse poco antes de ir a la cama, mezclada con otras infusiones como la melisa, que hacen su sabor más agradable.

La pasiflora contiene flavonoides y ansiolíticos naturales que le permiten actuar como un tranquilizante que calma la ansiedad.

Estos efectos sedantes llevan al sueño, por lo que está considerada como un remedio útil contra el insomnio, con capacidades probadas y destacadas por parte de la Agencia Europea del Medicamento.

Entre sus propiedades médicas, también destaca por ejercer acción relajante en la musculatura gastrointestinal y presenta propiedades antiespasmódicas.

Además, alivia la fatiga muscular, las migrañas y ayuda contra las taquicardias leves.

En su ingesta hay que tomar algunas precauciones, pues presenta algunas contraindicaciones en algunos casos. Así, las personas que están en tratamiento farmacológico deben de evitarla.

Igualmente, tiene las habituales restricciones para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, porque sus alcaloides pueden provocar contracciones no deseadas del útero.

Lee también: Las mejores técnicas de respiración para dormir

5. Lavanda (Lavandula angustifolia)

Esta planta tan conocida tiene una exquisita fragancia peculiar y muy apreciada que por sí misma tiene poderes relajantes, constituyendo uno de los remedios más apreciados de la aromaterapia. Para prepararla en infusión se utilizan sus flores secas.

La lavanda es otro de los clásicos en infusión para dormir plácidamente, por sus estupendas propiedades medicinales, ya que desde muy antiguo es reconocida su capacidad relajante del sistema nervioso.

Se puede asegurar que una sola taza de esta infusión es efectiva para relajar cuerpo y mente y ayudar a conciliar el sueño reparador, pues actúa con un ansiolítico natural.

También es un antioxidante y antiséptico natural muy efectivo para aliviar la bronquitis, resfriados y asma, así como otros problemas respiratorios, reduciendo la intensidad de la tos.

Puede usarse para atenuar la fiebre y prevenir problemas gastrointestinales.

Su uso está desaconsejado en caso de gastritis o úlcera péptica, porque los taninos que contiene la lavanda pueden agravar el problema.

Tampoco está en absoluto recomendada durante la lactancia o el embarazo, citándose incluso la posibilidad de llegar a efectos abortivos.

6. Melisa (Melissa officinalis)

También conocida como toronjil, la melisa pertenece a la familia botánica de la menta.

Las infusiones se preparan con sus hojas y flores, que desprenden un característico olor cítrico y es muy frecuente que se mezcle con otras hierbas como valeriana, tila o manzanilla para aumentar sus excelentes propiedades.

Constituye una infusión muy potente para combatir el estrés, la ansiedad y las dificultades para dormir.

Es ideal para trastornos leves del sueño o insomnios ocasionales, pues su efecto relajante ayuda al equilibrio del sistema nervioso central.

La misma Agencia Europea del Medicamento recomienda su uso tradicional para aliviar síntomas del estrés mental e inducir al sueño.

Las propiedades medicinales de la melisa ya eran conocidas desde la antigüedad, citadas por el médico griego Dioscórides ya en el siglo I.

Es una bebida muy saludable, un antiespasmódico natural óptimo para varios problemas como la indigestión o el herpes labial. Se dice que frena la diarrea y tiene poder cicatrizante.

También se utiliza para combatir las migrañas y controlar la presión arterial, atribuyéndose propiedades para reducir los dolores lumbares y cervicales.

No es recomendable combinar su uso con ciertos antidepresivos, antihistamínicos, narcóticos y otros sedantes, ni consumirla durante el embarazo o la lactancia.

7. Té de Ashwagandha

También conocida como withania, esta infusión de origen hindú lleva tomándose durante siglos en la India, aunque no sea tan conocida aquí como las otras.

Entre sus facultades, despeja la mente y es útil para tratar el estrés o la ansiedad. Sus propiedades ayudan a dormir mejor, de modo más profundo y reparador, al tiempo que resulta un buen reconstituyente frente a la fatiga nerviosa y la anemia.

Se le atribuyen otras virtudes medicinales como el tratamiento de la hipertensión, estados depresivos o el déficit de atención por hiperactividad nerviosa.

Hay que tomar precauciones para su uso, ya que su alta concentración de alcaloides activos puede ser contraproducente para niños de corta edad o lactantes, mujeres embarazadas, pacientes de hipertiroidismo o aquellos que estén tomando medicamentos contra la depresión o la hemocromatosis.

Su uso simultáneo con somníferos puede agravar los estados de somnolencia a un nivel indeseado.

8. Amapola de California (Eschscholzia califórnica)

Para hacer esta infusión se utilizan los pétalos de sus hermosas flores.

Con esta bebida se obtienen importantes beneficios, sedante que ayuda a mejorar la calidad del sueño y luchar contra el insomnio, evitando también el despertar precoz e incluso las pesadillas nocturnas.

También se suele combinar con otras plantas como la valeriana, la pasiflora o la melisa para potenciar sus propiedades.

La mayor parte de las virtudes de esta amapola de California se encuentran en un alcaloide denominado readina.

Este proporciona un aumento de los niveles de serotonina y melatonina, hormonas que sirven para la relajación, calmando los nervios y la ansiedad.

Por eso, ha sido objeto de numerosos estudios científicos y está recomendada por la Agencia Europea del Medicamento como alivio para síntomas leves de tensión nerviosa.

Además de esa ayuda contra el insomnio, la planta tiene efectos antiinflamatorios, analgésicos, antitusivos, combate la pesadez de estómago y reduce los gases.

Muy útil para el tratamiento de diabéticos y personas con patologías del metabolismo.

El tratamiento con esta infusión no genera ninguno tipo de dependencia como puede ocurrir con ciertos medicamentos.

9. Lúpulo (Humulus lupulus)

Se trata de una planta de sabor amargo, pariente botánico del cáñamo (marihuana). El lúpulo es más conocido por su función en la fabricación de la cerveza que se elabora en Europa desde el siglo XIII.

Esta planta contiene metibutenol, una sustancia que tiene un efecto sobre el sistema nervioso muy eficaz para tratar la ansiedad, el nerviosismo y el estrés, induciendo un sueño natural.

Actúa de forma directa sobre el sistema nervioso y tiene un efecto bastante rápido, cerca de media hora después de su ingesta.

Su uso tradicional ha sido reconocido por la Agencia Europea del Medicamento como útil para aliviar síntomas de estrés mental y facilitar el sueño. Puede ser una buena opción entre las mejores infusiones para dormir.

Según algunos estudios, combinando el lúpulo con la valeriana en la infusión se obtiene un efecto calmante y sedante más profundo.

También es costumbre añadir miel para hacer más agradable un gusto tal vez demasiado amargo.

Aparte de lo anterior, el lúpulo también presenta propiedades antiinflamatorias, diuréticas y antibacterianas, actúa contra la indigestión y es un buen relajante muscular.

Igualmente, sirve de antioxidante y favorece la circulación de la sangre.

También se dice que su consumo es un poderoso regenerador capilar que combate la caspa y recupera la salud del cuero cabelludo.

Como contraindicación, se cita que el lúpulo puede empeorar los síntomas de personas con depresión en algunos casos.

Tampoco es muy recomendable la mezcla con medicamentos sedantes e hipnóticos, porque pueden provocar somnolencia al potenciar los efectos sedantes.

10. Té de plátano o banana

Esta se encuentra entre las mejores infusiones para dormir, cuyos efectos para conciliar el sueño son desconocidos por la mayoría de las personas.

Como fruta es muy popular y saludable, rica en potasio y magnesio. Pero, su cáscara tiene aún más cantidad que la pulpa de la fruta que solemos comernos y, por eso, esta infusión aprovecha mejor sus propiedades.

Es muy fácil de hacer en casa. Basta con quitar los dos extremos del plátano o banana e introducir el resto en una olla hirviendo.

Después de colarlo se suele espolvorear con canela y se consume la infusión preferentemente una media hora antes de ir a la cama.

Al tomar esta infusión, músculos y vasos sanguíneos se relajan y permiten conciliar un sueño más rápido y duradero.

Sus altos niveles de triptófano fomentan la producción de las conocidas como hormonas del sueño, serotonina y melatonina.

A esto se suma su capacidad para reducir los niveles de cortisol, la temida hormona del estrés.

Además, el té de plátano representa una buena opción para cuidar la salud y aliviar algunos malestares, como los calambres y dolores musculares.

Igualmente, tiene un rico contenido en carotenoides, calcio y potasio, así como excelentes propiedades antioxidantes.

Foto: Shutterstock

Deja una respuesta